28 de January de 2010 00:00

Foro Social en Porto Alegre propone a Davos una economía solidaria

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Porto Alegre, AFP

Una pequeña feria en el Foro Social Mundial es un ejemplo de lo que los altermundialistas reunidos en Porto Alegre (sur de Brasil) proponen, en contraposición al mundo de las corporaciones y del poder reunido en Davos (Suiza) .

Enfundada en un impecable delantal en el que puede leerse “estamos aplicando otra economía”, Leide Da Silva muestra orgullosa las galletitas integrales que saca del horno.

Su cooperativa se llama “sabor de la solidaridad” y se creó hace diez años en una ciudad satélite del sur de Brasil donde “éramos mujeres pobres, discriminadas por el mundo del trabajo, ente otras cosas porque teníamos hijos y no podíamos cumplir las largas jornadas”, explica.

Estas mujeres trabajan 100 horas por mes, considerado media jornada, y salen adelante con el escaso medio salario mínimo que sacan: “la economía solidaria funciona porque no discrimina y no requiere mucha inversión”, asegura.

“La economía solidaria está siendo una referencia para las poblaciones pobres de las periferias. Es una alternativa para la pobreza y la miseria”, afirma Jai Bezerra Massaut, que elabora una tesis sobre el tema.

En esta región del sur de Brasil la economía solidaria se desarrolla desde hace años, con redes y ferias que conectan a consumidores y productores y permiten lo que se considera un comercio “más humano”, social y ambientalmente sustentable.

 Un ejemplo que consiguió desbordar la tradicional pequeña escala de esta economía es la cooperativa “Justa Trama” que produce ropa ecológica con cooperativas de todo el país. Algunos otros proyectos incluso exportan.

 Para la joven argentina Gabriela Mitidieri, que expone el trabajo de fotógrafos de Buenos Aires, este es, en cambio, un lugar de encuentro para los que defienden “ un mundo libre de monopolios ” .

En el Foro Social Mundial celebrado en 2009 en la amazónica ciudad de Belén fue creada una moneda, el “Amazónida”, un sistema ya implantado en comunidades pobres en varias partes de Brasil.

Ahora, en este Foro Social de Porto Alegre, lo que funciona es un “espacio de intercambios”, un sistema muy extendido en la región que evita usar dinero.

“En cada lugar la economía solidaria adquiere sus características. En países ricos funcionan bien los intercambios de servicios y los espacios de comercio justo”, explica Rosana Kirch, coordinadora de un Foro sobre el tema.

“La economía solidaria tiene un objetivo social, pero es también un proyecto económico y político, porque permite un acceso más democrático a los recursos y reformar el estado burgués con sus problemas de desempleo”, añade.

En esta feria los productos no tienen marca, la mayoría son naturales o reciclados, y el ambiente es festivo, con músicos solidarios que alegran la jornada.

Unos 20 000 activistas de todo el mundo se reúnen en el Foro Social Mundial de Porto Alegre, el mayor evento de la sociedad civil antineoliberal, que aboga por un cambio radical en el sistema capitalista.

En oposición frontal con el Foro Económico de Davos, sus integrantes defienden propuestas que van de la tasación de capitales y la reforma de los grandes organismos financieros internacionales, a un radical cambio en el padrón de consumo y producción mundiales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)