Análisis económico

28 de septiembre de 2014 19:46

Fondos privados al Biess

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 81
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 11
Contento 0
César Augusto Sosa 
Editor de Negocios (O)

El oficialismo iba por USD 420 millones y salió con 1 055 millones de la Asamblea, luego de que la mayoría de Alianza País aprobara el jueves pasado una reforma legal para llevarse la administración de 54 fondos privados al Banco del IESS (Biess).

El inicio de esta reforma apuntaba únicamente al Fondo de Cesantía del Magisterio, que maneja USD 420 millones, pero como no se puede legislar con dedicatoria se diseñó un proyecto que involucró a más actores, los cuales manejan USD 1 055 millones.

Con la reforma aprobada, las personas que venían ahorrando para su cesantía o jubilación en 54 fondos perdieron el derecho de escoger quien administre sus recursos, pues la mayoría oficialista se impuso sobre los dueños de la plata.

Uno de los argumentos para aprobar la reforma legal fue que el Estado tiene el derecho a manejar los recursos de los fondos privados si de por medio hubo un dólar de recursos públicos. En este sentido, si una persona tenía ahorrado USD 100, y el Estado había puesto 10, la administración de toda la plata deberá ir al Biess.

Para que los recursos se queden en manos privadas, los dueños de los fondos deberán cumplir cuatro condiciones, pero hacerlo puede significar perder dinero. No bastará que la mayoría de partícipes manifieste su deseo de tener su dinero en manos privadas, o demostrar que sus aportes son voluntarios, sino que deben garantizar la devolución de los recursos en cualquier momento, lo cual rompe el principio de la cesantía o la jubilación.

Pero la cuarta condición traerá pérdidas, pues se deberá reintegrar al Fisco los aportes estatales con intereses, calculados a la tasa activa referencial del Banco Central. Resulta que el aporte del Estado, que formó parte del salario del trabajador, ha sido un crédito que debe pagarse con intereses.

Para el Gobierno, con esta reforma “se acabó la fiesta de privatizar el Estado”. Sin embargo, parece que empezó la fiesta para estatizar los recursos privados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)