10 de julio de 2015 11:35

Un equipo del FMI revisa en Quito las cifras económicas

El Fondo Monetario Internacional (FMI) actualizó ayer las cifras del panorama económico mundial. En la foto, la directora-gerenta del FMI, Christine Lagarde. Foto: Flicker

El Fondo Monetario Internacional (FMI) actualizó ayer las cifras del panorama económico mundial. En la foto, la directora-gerenta del FMI, Christine Lagarde. Foto: Flicker

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 52
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 62
Mónica Orozco

Una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) se encuentra en Quito desde hace varios días para revisar las cifras económicas del país. Así lo confirmó el organismo multilateral, vía correo, tras una consulta de este Diario.

El grupo técnico visita el país en el contexto del mandato de asesoramiento que tiene el FMI con todos sus países miembros. Es lo que se llama la “consulta del artículo IV”, agregó el organismo.

Estas ‘consultas’ son un procedimiento habitual del Fondo con todos sus países miembros para dar seguimiento de sus economías. El organismo visita los países -por lo general una vez al año- para intercambiar opiniones con los gobiernos y los bancos centrales.

La idea de estas consultas es determinar si existen riesgos que amenazan la estabilidad interna y mundial que justifiquen ajustes de las políticas económicas o financieras.

Los principales temas tratados son las políticas cambiaria, monetaria, fiscal y financiera y reformas macroeconómicas.

Durante las misiones, el personal del FMI mantiene también reuniones con otros actores del país como legisladores, representantes del ­sector empresarial, sindicatos y sociedad civil, que ayudan a evaluar las políticas y perspectivas económicas del país.

Al regresar a la sede, el personal técnico presenta al Directorio Ejecutivo del FMI un informe, que lo analiza y transmite a las autoridades del país, con lo cual concluye el proceso de consultas del artículo IV.

En el 2007, el presidente Rafael Correa decidió liquidar todas sus deudas con el FMI, al que había cuestionado en duros términos por la aplicación de lo que consideró “recetas inapropiadas” para los países en desarrollo, y poner así fin a su relación con el organismo.

“No queremos saber más de esa burocracia internacional”, dijo Correa en ese entonces.

Un año después, el Gobierno suspendió la revisión anual de la economía por parte del FMI, lo cual se mantuvo hasta mediados del año pasado, cuando Ecuador decidió retornar a los mercados interna­cionales. Era necesario reabrir las cuentas fiscales al FMI para que los inversionistas tuvieran confianza en una emisión de USD

2 000 millones en bonos

Así, tras años de relaciones distantes, las consultas con el organismo multilateral se reanudaron, pero se llevaron a cabo en Washington, mediante consultas con autoridades y a través de comunicaciones por video y teléfono con el sector público y privado en Ecuador.

Este año, las consultas ya fueron ‘in situ’. La misión del FMI se quedará hasta el fin de semana en Ecuador, dijo el organismo multilateral.

Este Diario consultó sobre el tema al Ministerio de Finanzas, pero no recibió respuesta hasta el cierre de esta edición.
Tres analistas económicos coinciden en que dar continuidad al proceso de consultas con el organismo es positivo.

“El año pasado fue importante para las primeras emisiones de bonos y este año puede contribuir para que se vaya reduciendo el riesgo país y para cualquier nueva emisión”, dice Ramiro Crespo, especialista en mercados internacionales.

El experto considera que es una continuación del esfuerzo del Gobierno por volver a los mercados internacionales.

Fabián Carrillo, exviceministro de Finanzas, cree que la revisión abona a que agentes económicos y potenciales inversionistas y prestamistas tengan más confianza en el país, ya que el FMI da una visión no interesada de las cifras.

“Lo habitual, como miembros del organismo, es permitir hacer esta revisión. Mantener una situación contraria a esta sería lo no habitual y un incumplimiento del acuerdo”, anotó.
El analista recordó que ya la designación de Francisco Rivadeneira como representante del Ecuador ante el FMI fue
en la línea de dar señales positivas de colaboración entre Ecuador y el organismo.

Para Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, la visita del FMI al país revela que, al parecer, el Ecuador decidió continuar en la senda que sigue la mayoría de países que han firmado el acuerdo con el fondo, que es permitir la revisión de las cifras. Algo que aún no ha decidido es permitir que se publique el informe completo del país. El año pasado se publicaron algunos datos mediante un comunicado de prensa.

Crecimiento global baja

El FMI redujo su pronóstico económico global para este año, según un reporte que publicó en su página web.

El organismo prevé que la economía mundial crecerá un 3,3% y no el 3,5% que había señalado en el reporte de abril pasado. Esa diferencia se debió en gran medida a una contracción inesperada del producto de Estados Unidos, con los consecuentes efectos de contagio en Canadá y México.

En la cifra también influyó el ajuste del patrón de crecimiento de China y la incertidumbre sobre Grecia.

En abril, el organismo proyectó que la economía de Ecuador crecerá 1,9% este año. En octubre próximo habrá una revisión a la cifra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (2)