12 de octubre de 2016 11:57

La Fiscalía reconstruyó la desaparición de Francisco Cajigas, en Ibarra

Miembros de la Fiscalía hicieron la reconstrucción de los hecho previos a la desaparición del colombiano Francisco Cajigas en Ibarra, el 11 de octubre del 2016. Foto: EL COMERCIO

Miembros de la Fiscalía hicieron la reconstrucción de los hecho previos a la desaparición del colombiano Francisco Cajigas en Ibarra, el 11 de octubre del 2016. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Washington Benalcázar

Francisco Javier Cajigas no descansa en paz. Ese es el sentimiento de su familia. Los parientes del colombiano dicen estar molestos y piden respuestas al Estado.

El extranjero fue hallado muerto el 30 de noviembre del 2015, cerca de la laguna de Yahuarcocha, en Imbabura, tras permanecer desaparecido 13 días. Su familia lo vio con vida por última vez el 17 de noviembre.

Este caso cobró actualidad ayer, martes 11 de octubre del 2016. La Fiscalía reconstruyó las horas previas a la desaparición del extranjero, quien residía en Ibarra. La diligencia se realizó en la calle Flores y Salinas, en el centro de la ciudad, cerca al departamento en donde vivía la víctima, junto a su esposa y una hija. El proceso se extendió desde las 11:00 hasta las 15:00, aproximadamente.

Según la familia, el 17 de noviembre Cajigas fue interceptado por cinco policías, a pocos pasos de su casa. Luego fue detenido porque supuestamente rompió el espejo de un vehículo estacionado en la calle.

Eso fue recreado ayer. Incluso testigos recordaron que, tras un breve forcejeo entre los agentes y Cajigas, apareció una camioneta policial, con otros dos uniformados, y se lo llevaron. Eso fue lo último que se supo del extranjero, hasta que fue hallado muerto.

“La diligencia pretende esclarecer cuál fue la participación de los cinco agentes en la aprehensión de la víctima”, explicó ayer María Espinoza, abogada de la Asociación de Familiares de Personas Desaparecidas (Asfadec) y asesora de la familia del colombiano.

Pero esto no es lo único que se indaga. Desde mayo pasado, los parientes del extranjero esperan una explicación sobre otras irregularidades en torno a este caso. Ellos quieren saber porqué el Centro de Investigación de Ciencias Forenses de Esmeraldas de la Fiscalía entregó el cuerpo de Cajigas sin su cabeza.

“Los restos llegaron en un féretro cerrado herméticamente. Nos advirtieron que no debíamos abrirlo porque el cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición”, comentó ayer Esmeralda Enríquez, cuñada de la víctima, durante la reconstrucción de los hechos.

El 20 de mayo pasado, peritos colombianos exhumaron el cuerpo de Cajigas, por pedido de la familia, pues no estaban conformes con la actuación de la Fiscalía ecuatoriana.

Espinoza explicó que esa pericia fue de índole técnico-antropológica. En esa diligencia se descubrió que el cuerpo del extranjero llegó sin el cráneo. La abogada advirtió que se trata de una pieza del cuerpo clave dentro de la investigación, pues el ciudadano colombiano falleció, presuntamente, por un trauma craneoencefálico.

Por todas estas irregularidades, los familiares tienen previsto viajar a Quito y exigir una explicación al fiscal general Galo Chiriboga. Según los parientes, el funcionario les aseguró hace cuatro meses que la entrega del cráneo sería rápida, pero eso hasta ahora no ocurre. Ellos señalan que no sepultarán el cuerpo hasta no recibir el cráneo.

En junio pasado, la Fiscalía ecuatoriana informó que investigará “las posibles razones por las que se habría entregado el cuerpo incompleto de Javier Cajigas en el Centro de Investigación de Ciencias Forenses de Esmeraldas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)