11 de abril de 2017 00:00

La Fiscalía de Pichincha maneja bajo reserva la indagación contra Cedatos

El viernes, funcionarios de la Fiscalía y agentes de grupos especiales allanaron las oficinas de Cedatos, en Quito. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

El viernes, funcionarios de la Fiscalía y agentes de grupos especiales allanaron las oficinas de Cedatos, en Quito. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 199
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 113
Redacción Seguridad
Redacción Guayaquil

El caso está en indagación previa, es decir, bajo reserva, y por ahora no han trascendido detalles del allanamiento ejecutado el viernes a las instalaciones de Cedatos, en Quito. El lunes 10 de abril del 2017, la Fiscalía de Pichincha únicamente confirmó a este Diario que hasta el momento no hay detenidos.

“No se puede dar mayor información”, dijo la Fiscal de Pichincha, Thania Moreno.

El artículo 585 del Código Integral Penal (COIP) señala que la investigación previa puede extenderse máximo por dos años, contados a partir de la apertura del proceso. También se precisa que si la Fiscalía no halla evidencias de un posible delito, podrá dar por terminada la investigación, incluso antes de los 24 meses previstos, y solicitar el archivo del caso.

Moreno tampoco reveló bajo qué figura penal se indaga a la encuestadora Sin embargo, la vicepresidenta de la Asamblea, Rosana Alvarado, denunció a la firma y a otra empresa publicitaria relacionada con el candidato de la oposición, Guillermo Lasso, por una aparente falsificación y uso de documento falso; además por una posible asociación ilícita. La firma publicitaria también fue allanada en Guayaquil.

Las autoridades policiales tampoco han revelado qué tipo de información se llevaron de las oficinas de Cedatos.

En este tipo de operativos, el material confiscado suele ser trasladado hacia las bodegas de la PJ, comenta un agente.

El lunes, David Rivas, abogado de los representantes de la encuestadora, señaló que por tratarse de una investigación previa tampoco puede revelar información sobre el caso. Únicamente aseguró que ya preparan la defensa legal.

El jurista confirmó que la investigación en contra de la empresa se inició tras la queja presentada por la legisladora Alvarado, el 22 de marzo del 2017.

Esa denuncia ocurrió luego de que en redes sociales se difundieran supuestas pruebas sobre la alteración de los resultados de un sondeo.

Además, luego del 2 de abril, la asambleísta pidió otras diligencias, debido a que el ‘exit poll’ de Cedatos le atribuyó el triunfo a Guillermo Lasso.

Alvarado adjuntó a la denuncia 39 páginas con supuestas evidencias. Allí constan correos electrónicos personales de los funcionarios de Cedatos, y proformas de servicios, facturas y cheques.

Polibio Córdova, titular de Cedatos, señaló que esos documentos no eran públicos sino que fueron extraídos tras la vulneración de sus sis­temas informáticos, lo que es un delito, según el Código Penal.

Este Diario intentó comunicarse durante la mañana y tarde del 10 de abril con el director de la encuestadora, pero su teléfono permaneció apagado.

La CIDH se pronuncia

En medio de estos hechos, ayer, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció sobre los últimos acontecimientos registrados en el Ecuador.

Édison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión, se mostró preocupado por las “acusaciones graves” que ha recibido la organización Participación Ciudadana (PC), dirigida por Ruth Hidalgo.

PC hizo un conteo rápido durante la segunda vuelta electoral, pero el 2 de abril no difundió los datos, pues dijo que hubo un empate técnico. Eso le significó críticas. “Fue cómplice de la incertidumbre y violencia”, dijo el presidente Rafael Correa. Según él, se debió decir que Lenín Moreno (País) sacó una ventaja de 1,6%.

Vía telefónica desde Washington, Estados Unidos, el relator especial para la Libertad de Expresión dijo a EL COMERCIO que las organizaciones de la sociedad civil “juegan un papel importante en el control ciudadano y las elecciones”.

Además, señaló que están a la expectativa de lo que ocurra en el Ecuador e hizo un llamado a la calma y a no adelantar acusaciones graves contra la sociedad civil, pese a la polarización que existe en el país por los datos apretados de la elección.

“Esto ha ocurrido en diversos procesos de sufragio a lo largo del continente. Muchas veces hemos asistido a situaciones en las que se establecen distintas tendencias; pero no por eso se está llamando al odio o incitando a la violencia”, sostuvo.

Lanza además dijo que analizarán la situación para determinar si se toma alguna acción y precisó que la Organización de Estados Americanos evaluó la jornada electoral del 2 de abril como “ejemplar”.

En tanto, el periodista Rafael Cuesta confirmó ayer que dejó Canal UNO. Cuesta fue cuestionado por Correa por asumir el triunfo anticipado de Lasso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (5)