5 de septiembre de 2016 22:37

Fiscalía y Ministerio de Ambiente investigan contaminación de río en Santo Domingo de los Tsáchilas

La inspección de los funcionarios en el complejo ambiental de Santo Domingo duró unas dos horas

La inspección de los funcionarios en el complejo ambiental de Santo Domingo duró unas dos horas. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Bolívar Velasco

La Fiscalía y el Ministerio del Ambiente (MAE) abrieron una investigación por una presunta contaminación ambiental generada en el complejo ambiental (botadero de basura) de la ciudad de Santo Domingo, en el occidente del Ecuador.

El indicio que motivó esta indagación, este lunes 5 de septiembre del 2016, son las descargas de líquidos sujetos a tratamientos ambientales que se habrían derramado al río Salgana, en la parroquia rural Luz de América.

El fiscal Rogelio Monar señaló que la investigación fue solicitada por el Cabildo, debido a que se presume un boicot por el desvío, aparentemente intencional, de unos conductos que transportaban lixiviados. Pero se aclaró que esta denuncia es independiente a lo sucedido en el río, que es una situación mayor.

En cambio, el MAE inició un acto administrativo urgente con el fin de investigar la presunta contaminación al afluente. Ana Belén Vivanco, directora de esta entidad en la provincia, aseguró que se tomaron muestras del agua para determinar si hubo afectación.

“Independientemente de la Fiscalía vamos a sancionar las anomalías que encontremos. También hemos denunciado a la Fiscalía lo sucedido para que ellos actúen conforme lo dispone el Código Integral Penal”, comentó la funcionaria.
El MAE podría sancionar al Municipio con una multa de 20 a 200 salarios básicos unificados en caso de comprobarse la contaminación.

El Ayuntamiento apunta que el derrame se habría ocasionado por la rotura de una capa especial (geomembrana) de una de las piscinas donde se almacenan los lixiviados, que salen de los desechos que llegan al botadero.

Esto fue detectado el domingo 28 de agosto del 2016 y el martes de esa semana se tomaron medidas para contener las fugas, según las autoridades del complejo. Rodrigo Montenegro, director de Saneamiento y Gestión Ambiental del Cabildo, explicó que los lixiviados buscaron una salida y produjeron unas filtraciones subterráneas que devinieron en descargas hacia dos esteros que desembocan en el Salgana.

El Municipio no dio una cifra de la cantidad que se salió de control. Pero la piscina que los recoge tiene una capacidad de acopio de 8 000 metros cúbicos. Montenegro agregó que hasta el momento les hace falta recolectar 1 000 metros cúbicos de líquidos. Para esto se abrieron tres pozas adyacentes a las filtraciones subterráneas que evitan nuevas descargas a los dos esteros.

Ahí se colocaron bombas de succión, que a través de mangueras, retornan los lixiviados hacia otras piscinas de tratamiento. En las dos áreas donde se confinan los lixiviados derramados se hizo una suerte de cráter, algo parecido a las mineras a cielo abierto.

El complejo ambiental de 240 hectáreas tiene otras 19 piscinas para almacenar 12 000 metros cúbicos de estos líquidos. Cada una se encuentra en diferentes lugares dentro del botadero, pero en la que presuntamente se originó el derrame está a 400 metros de los esteros que recibieron las descargas. Como parte de las medidas de remediación los técnicos del complejo ambiental tratan de evacuar los lixiviados de la piscina donde se habría presentado la avería.

En cuatro días se espera concluir esta fase para verificar lo que realmente ocurrió con la geomembrana. Jorge Nicolalde, coordinador de Infraestructura y Ambiente, indicó que este trabajo es complementario a lo que se realiza en el territorio de la afectación.

Entre los trabajos que se ejecutan está la recuperación del PH de los esteros. También se tiene previsto hacer un tratamiento con bacterias para retirar los agentes contaminantes del lecho fluvial. Nicolalde sugirió que este proceso tomaría unos 80 días. Advirtió que al momento el agua del río Salgama no es apta para su consumo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)