27 de junio de 2016 00:00

Fiscalía investiga 18 desapariciones forzadas en el Ecuador

Familiares de Edwin Vivar recuerdan su desaparición en una farmacia en Guayaquil. Ahora esperan conocer la identidad del testigo hallado en Venezuela. Foto: Archivo / EL COMERCIO

15 personas serán procesadas hoy por una balacera en una farmacia de Guayaquil. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Redacciones Seguridad yGuayaquil (I) 
seguridadec@elcomercio.com

La identidad permanece en reserva. Apenas hoy se podrá saber quién es la persona que la semana pasada apareció después de 13 años del operativo policial en una farmacia de Guayaquil.

La Fiscalía anunció que a las 09:00 presentará en la Corte Nacional de Justicia la versión de este testigo que vio la incursión de los agentes que dejó ocho muertos y cuatro personas desaparecidas, el 19 de noviembre del 2003.

Este caso es uno más de los que consta en el informe de la Comisión de la Verdad que investigó las violaciones de los derechos humanos entre 1985 y el 2008. En estos 23 años, en total, se reportaron 18 víctimas de desapariciones forzadas, que ahora son investigadas.

En todos los hechos la Fiscalía detectó cuatro cosas: las víctimas fueron detenidas arbitrariamente, agentes del Estado son señalados como los presuntos perpetradores, los sospechosos niegan esas detenciones y las víctimas fueron privadas de un juicio justo.

Esos elementos se presentan en el caso ‘González y otros’ en el que se investiga la desaparición de Jhonny Gómez, Erwin Vivar, César Mata y Darwin Cañar. Una de estas personas es la que precisamente apareció la semana pasada.

14 policías (activos y pasivos) y un civil son indagados por esa causa y hoy la Fiscalía presentará cargos en su contra.

Los familiares de las cuatro personas que no aparecen desde la incursión policial en el local de medicamentos tienen previsto asistir a esta diligencia y saber quién es el testigo protegido de la Fiscalía.

El anuncio de la aparición provocó una incertidumbre entre los familiares de los afectados. Dolores Guerra dice que la noticia le impactó psicológicamente, al punto que su hijo ahora recibe una psicoterapia.

Ella es esposa de Jhonny Gómez, la persona que aparece con el rostro cubierto en una fotografía que hasta ahora se usa, por ejemplo, en plantones.

Guerra recuerda que Jhonny cumplía años precisamente el día en que se produjo el operativo policial. Por eso acudió con su amigo, César Mata, a la farmacia para comprar las cosas y armar la fiesta.

Un vecino le avisó a Dolores que en los noticieros de la televisión se veía el carro de su esposo cerca del lugar del tiroteo. Sin embargo, cuando ella llegó al sitio él ya no estaba.

Desde ese momento empezó su búsqueda. A las 19:15, Guerra recibió una primera llamada de su pareja. Estaba alterado: “mi amor vente a la PJ. ¡Ayúdame! Me tienen en una blazer concho de vino...”.

La segunda llamada recibió cinco minutos después. Las palabras de su esposo quedaron grabadas en su mente: “Dolores, mi amor, me van a matar, cuida mucho al niño, me van a matar, ¡ayúdame!”.
Ella acudió a la PJ a averiguar sobre su esposo. Recuerda que suplicó y se arrodilló ante los uniformados para que la dejaran pasar, pero no logró.

Mireya, esposa de Erwin Vivar, también tiene recuerdos imborrables de ese día. Miraba las noticias cuando escuchó que su sobrina había sido detenida tras el asalto a la farmacia. En ese entonces, la joven acompañaba a Vivar a una entrevista de trabajo.“Llamé a mi marido, me contestó y dijo: Mireya estoy preso, me quieren matar, cuida a mi hijo, me tienen en una emboscada, me van a quitar el celular”.

Para ella, la audiencia de hoy es la oportunidad de conocer qué pasó con su esposo. Escuchar la verdad a través de un testigo que sobrevivió.

En la Comisión de la Verdad de la Fiscalía no se reportan nuevos casos de desapariciones forzadas perpetradas entre el 2008 y este año.

Ese organismo indaga los 18 casos reportados, confirmó Fidel Jaramillo, director del ente.

De ese grupo, uno fue localizado muerto y nadie sabe el paradero de 13 más . En cambio, quienes fueron hallados vivos son: Susana Cajas, Javier Jarrín, Luis Vaca y el testigo que llegó al país la semana pasada.

Él fue encontrado en Venezuela y traído al Ecuador por los funcionarios que llevan el caso. La Fiscalía asegura que no ha tenido interacción con su familia, por su propia seguridad y por la de su entorno, pues lo que diga “podría ser crucial para resolver el tema”.

Info desaparecidos
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)