26 de mayo de 2016 00:00

Fiscalía abre otra investigación contra policías

La fiscal de Pichincha, Thania Moreno (derecha), es quien lleva el proceso judicial. Foto: Fiscalía

La fiscal de Pichincha, Thania Moreno (derecha), es quien lleva el proceso judicial. Foto: Fiscalía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 131
Triste 0
Indiferente 12
Sorprendido 0
Contento 11
Redacción Seguridad

El anuncio llegó en medio de nuevas diligencias judiciales por los pases irregulares dentro de la Policía. Los 27 procesados (25 agentes y dos civiles) también serán investigados por presunto lavado de activos y tráfico de influencias.

Inicialmente eran indagados por delincuencia organizada, pero la Fiscalía de Pichincha ya abrió un expediente con los nuevos cargos. El entorno familiar de los involucrados también será analizado por posible blanqueo de dinero.

Además, se pidió a la Contraloría General del Estado que analice un presunto peculado y enriquecimiento ilícito.

“Estaríamos frente a una estructura que se generó para la venta de pases y esto concibe otros delitos (...)”, señaló la fiscal provincial Thania Moreno.

Para sustentar su afirmación, la jurista presentará los testimonios que han entregado policías con grados de general, capitán, mayor y cabo.

En sus versiones, ellos revelaron que en el interior de la institución del orden se ofertaban pases a cambio de paga entre USD 1 000 y USD 2 000 por cada trámite.

Entre esas versiones también está todo lo manifestado por los policías Ernesto Montenegro y Luis Carrera, que el 4 de mayo fueron sentenciados a 8 meses y 4 días de cárcel.

Esa pena se interpuso, porque se acogieron al juicio abreviado que, básicamente, consiste en aceptar la acusación de la Fiscalía para recibir una reducción de la condena.

En las declaraciones judiciales, Montenegro dijo que, en efecto, conocía la lista de los pases, pero que el dinero recaudado se lo llevaba el teniente Alexis C. y el entonces comandante de la Policía, Fausto T. Ahora, la Fiscalía señala a ambos como los presuntos cabecillas de la red delictiva, pero sus casos aún se analizan.

Los familiares del exjefe policial aseguran que no hay pruebas para que se indique aquello y que recurrirán a instancias internacionales.

Montenegro también aseguró que parte de los fondos cobrados eran depositados en sus cuentas, en la de su esposa y de un hermano. Pero estos dos últimos no habrían autorizado esas transferencias.

Dentro de todo este proceso, la Fiscalía, además, presentará el testimonio de Xavier Torres, quien también se acogió al juicio abreviado y fue sentenciado a seis meses de cárcel.

Él fue jefe de pases de la Policía y en el proceso judicial aceptó que desbloqueaba el sistema cuando la solicitud de un pase no cumplía con los reglamentos para otorgarlo. Él era el único que tenía las claves para hacer estos movimientos.

Jairo Condoy, penado a 12 meses de cárcel, en cambio, aceptó haber facilitado su cuenta bancaria para que le depositaran montos entre USD 1 000, 1 500 y 2 000, producto de la venta de pases policiales.

Al conocer la nueva investigación de la Fiscalía, Julio César Sarango, quien defiende a tres procesados, indicó lo siguiente: “Se está cometiendo una violación al debido proceso y a su vez al Código Penal, pues no se puede juzgar doblemente. Ellos ya están siendo procesados por delincuencia organizada y según la Fiscalía es un delito autónomo. Entonces ya no se puede nuevamente juzgarles por los mismos hechos y por la misma causa; eso es un principio universal”.

De allí que advierte que sus defendidos “no tienen nada que ver en el tráfico de influencias ni el lavado de activos; sus cuentas están en cero y sus rangos son bajos en la Policía”.

Stalin López, abogado de dos sospechosos, indicó algo similar. “La investigación de lavado de activos va encaminada a la suegra de un representado mío, que no tiene nada que ver con este caso”.

No obstante, todos apuntan a Alexis C., el teniente que está prófugo. Pero el abogado de este oficial, Carlos Cuchala, dijo que “no hay sustento para el delito de delincuencia organizada, mucho peor para los delitos complementarios y eso lo vamos a demostrar”. Además aseguró que dependiendo del avance de este proceso su defendido podría entregarse.

Dentro de la recopilación de testimonios, tres oficiales y un cabo relataron en la Fiscalía que este teniente organizó dos grupos. El primero estaba conformado por siete policías.

Ellos se encargaban de indagar el clima laboral y otras novedades del personal en distintos destacamentos. Ese ‘equipo de trabajo’ fue supuestamente avalado por el excomandante Fausto T.
En su versión, este último señaló que Alexis C. le había recomendado crear un ‘equipo de avanzada’, para que visitar las unidades policiales. 

Este grupo estaba conformado por un compañero del teniente, que identificaba a los uniformados que querían cambiar de ciudad.
El segundo grupo se ocupó de recoger el dinero. A ellos se les denominó ‘recaudadores’.

Esos detalles también aparecen en los expedientes. Allí se dice que este ‘equipo’ movía el dinero en maletas y sobres y lo entregaba a Alexis C. Se reunían en restaurantes, departamentos, unidades policiales y locales de Ibarra y Quito.

Por ahora todos estos detalles son analizados y procesados en la audiencia de preparación de juicio.

En contexto

El martes, la fiscal de Pichincha, Thania Moreno, pidió a los jueces que se llame a juicio a 18 personas que son investigadas por el tema de los pases irregulares en la Policía. Esto ocurrió en el segundo día de audiencia de evaluación y preparatoria de juicio.

Cronología

3 de julio del 2015
El ministro del Interior, José Serrano, informó por Twitter, el inicio de una investigación administrativa por actos de corrupción en pases policiales.

3 de julio del 2015
En horas de la tarde, el entonces comandante General de la Policía, Fausto T., presentó su baja voluntaria. Eso también fue informado por el ministro Serrano.

26 febrero 2016
El excomandante de la Policía, Fausto T., se entregó para cumplir la orden de prisión preventiva por el presunto delito de delincuencia organizada.

21 marzo del 2016
Dos policías llegaron deportados desde Colombia y fueron trasladados a la Unidad de Flagrancias de Quito. Los familiares pidieron la liberación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)