25 de mayo de 2016 18:12

Fiscalía se reunió con la familia de un joven extranjero que desapareció y fue hallado en extrañas circunstancias

Los familiares del joven colombiano piden que la desaparición y muerte de  Francisco Cajigas se esclarezca. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los familiares del joven colombiano piden que la desaparición y muerte de Francisco Cajigas se esclarezca. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 44
Triste 7
Indiferente 2
Sorprendido 6
Contento 1
Sara Ortiz

La muerte y desaparición del joven colombiano Francisco Cajigas Botina contará con la ayuda de peritos de Colombia, quienes colaborarán con la Fiscalía través de una Asistencia Penal Internacional.

Así lo informó la entidad tras reunirse con familiares de la víctima, autoridades de la Policía y de la Comisión de la Verdad. A través de un comunicado, la Fiscalía detalló que mediante esa herramienta legal, pedirá "un análisis de las muestras tomadas al cuerpo de Francisco, con el fin de cotejar ese resultado con el realizado en Ecuador. De esta manera se busca reconfirmar las causas de la muerte del ciudadano colombiano".

Según Carlos Andrés Ruiz Botina, hermano mayor de la víctima, el joven desapareció el 17 de noviembre del 2015,  después de haber sido detenido, en Ibarra, por agentes de la Policía Nacional, tras supuestamente protagonizar un escándalo en la vía pública.

13 días después, el 30 de noviembre del 2015, el ciudadano colombiano fue hallado sin vida en el Lago Yahuarcocha, cerca de Ibarra, donde trabaja y residía. Ese día, la familia asistió al levantamiento del cuerpo y vio unas fotos del cadáver de Francisco, que en ese momento estaba completo. Según su hermano, la causa de la muerte fue un trauma cráneo encefálico.

"Nos entregaron el cuerpo envuelto en una bolsa, nunca lo abrimos porque nos recomendaron no hacerlo por el riesgo biológico y también por el impacto psicológico", contó Carlos Andrés Ruiz.

Seis meses después, el pasado viernes 20 de mayo, la familia descubrió que al cadáver del joven le faltaba la cabeza. Ese día se realizó en la ciudad de Pasto, en Colombia, la exhumación del cuerpo, por pedido de la familia para ampliar el informe médico legal.

Para la familia, este hecho genera muchas dudas acerca de la investigación local. Ellos creen que se trata de un grave caso de violación a los derechos humanos, pues a partir de la presunta detención del joven no recibieron más noticias de él.

La Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida (Dinased) no se ha pronunciado sobre el caso pese a que este Diario solicitó una entrevista desde la mañana de este martes 24 de mayo del 2015. La única respuesta fue que el Ministerio del Interior tramita el pedido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (28)
No (11)