23 de noviembre de 2016 15:50

Fiscalía acusa de enriquecimiento ilícito a exministro Carlos Pareja

Cortesía: Petroecuador Álex Bravo y Carlos Pareja fueron gerentes de Petroecuador.

Pareja fue vinculado al caso de corrupción luego del arresto de Alex Bravo, exgerente de Petroecuador. Foto: EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 32
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 141
Agencia AFP

La Fiscalía de Ecuador acusó el miércoles 23 de noviembre ante la justicia del delito de enriquecimiento ilícito a un exministro de Hidrocarburos del gobierno del presidente Rafael Correa en el marco de un escándalo de corrupción en el área petrolera.

“Con base en 19 elementos de convicción, Fiscalía procesa al exministro Carlos P.Y. por enriquecimiento ilícito”, señaló la Fiscalía a través de su cuenta en Twitter.

Agregó que en una audiencia de formulación de cargos por parte de la entidad ante la Suprema Corte Nacional, la jueza Silvia Sánchez confirmó una orden de prisión preventiva dictada contra Carlos Pareja, quien en setiembre del 2016 viajó a España.

Un mes después, el Gobierno denunció que Pareja habría recibido sobornos por USD 1 millón de una red de corrupción que involucra a exjefes de la empresa estatal Petroecuador, el mayor contratista del Estado, y de la principal refinería hace poco repotenciada con una inversión de USD 1 200 millones.

La justicia dispuso entonces la detención del exministro de Hidrocarburos -entre noviembre de 2015 y mayo de 2016- y la incautación de sus bienes.

Pareja fue vinculado al caso de corrupción luego del arresto de Alex Bravo, exgerente de Petroecuador, en mayo del 2016 por un presunto enriquecimiento ilícito descubierto a raíz de los 'Panama Papers', que develaron activos financieros de personalidades del mundo en paraísos fiscales.

Pareja, quien también ocupó altos puestos en Petroecuador y la mayor refinería, tiene una empresa off-shore constituida en Panamá.

De acuerdo con la Constitución ecuatoriana, las acciones y las penas por los delitos de peculado, cohecho, concusión y enriquecimiento ilícito son imprescriptibles.

La ley establece condenas de tres a diez años de prisión, según la cuantía del enriquecimiento ilícito.

El sábado 19 de noviembre, el gobierno anunció que enfrenta “sin cálculo político” el escándalo de corrupción que estalló en medio del proceso para las elecciones generales de febrero del 2017.

“Nos armaron, desgraciadamente, una trama de corrupción, pero la vamos a perseguir sin cálculo político”, señaló el vicepresidente, Jorge Glas.

Agregó que “un puñado de pillos que teníamos enquistados dentro de Petroecuador nos traicionaron y están siendo perseguidos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (3)