4 de octubre de 2016 22:05

La Fiscalía confirma que se usaron arena de mar y varillas lisas en 97 edificios colapsados por el sismo

El fiscal general, Galo Chiriboga, recalcó que el estudio se enfocó en las construcciones que registraron mayor cantidad de víctimas mortales y las de importancia relevante.

El fiscal general, Galo Chiriboga, recalcó que el estudio se enfocó en las construcciones que registraron mayor cantidad de víctimas mortales y las de importancia relevante. Foto: Cortesía Comité de Reconstrucción.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Elena Paucar
Redactora (I)

La Fiscalía General del Estado presentó en Ciudad Alfaro (Montecristi) los resultados de la investigación a varias edificaciones afectadas por el sismo del pasado 16 de abril en Manabí. El informe abarca 97 indagaciones a inmuebles colapsados, que aumentaron las cifras de heridos y fallecidos durante el terremoto.

La indagación confirmó que en algunas estructuras se usó arena de mar y varillas lisas, materiales que no permiten una adecuada adherencia del hormigón, como explicó el perito de la Fiscalía, Guillermo Irigoyen.

Además indicó que la arena de mar, debido a su alto nivel de salinidad, aumenta la corrosión del hierro. “En ciertos sectores de la Costa el tipo de suelo es determinante, ya que si estos poseen altos niveles de absorción de agua, hace que las edificaciones sean más vulnerables”, añadió.

En mayo pasado la Fiscalía General del Estado conformó un equipo técnico para la indagación en los cantones Portoviejo, Manta, Pedernales, Jama, San Vicente y Canoa. En estos sitios se practicaron análisis geotécnicos, estructurales, de tipo de suelo, resistencia, entre otros.

El fiscal general, Galo Chiriboga, recalcó que el estudio se enfocó en las construcciones que registraron mayor cantidad de víctimas mortales y las de importancia relevante. “Con esta investigación de construcciones no buscamos culpables, sino crear conciencia”, dijo.

Chiriboga además enumeró algunas recomendaciones, entre ellas la construcción de edificaciones de menor altura, cimentaciones ligadas al tipo de suelo y una responsabilidad compartida con los organismos de control.

“Hay normativa y, por tanto, lo que se presume es incumplimiento a esa normativa. ¿De quién viene ese incumplimiento? De muchos actores; no solo de los alcaldes, no solo de los directores de planificación, también de los propios constructores”, aseguró el fiscal.

A la presentación de estos resultados asistieron varios alcaldes. Indicaron que desde los cabildos ya planifican ejecutar algunas reformas a las ordenanzas municipales. Por ahora están a la espera de los estudios sismográficos y de suelo, que deberán realizar varios ministerios.

El secretario técnico del Comité para la Reconstrucción y Reactivación Productiva, Carlos Bernal, también asistió a la presentación del informe de la Fiscalía. Dijo que si bien desde el 2014 están en vigencia las nuevas normas ecuatorianas de la construcción, aún resta incluir procesos más rigurosos de prevención y de control en calidad de los procedimientos y de los materiales que se usen para las construcciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)