7 de mayo de 2015 16:33

La Fiscalía investiga el asesinato de una adulta mayor en Guayaquil

Policía investigación

La Policía investiga el asesinato de una mujer de 78 años en un barrio del norte de Guayaquil. Foto: Mario Faustos/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Washington Paspuel
Guayaquil

Un candado, oculto detrás de una lona blanca, protege la puerta metálica de ingreso a la casa de Maura P., de 78 años. La adulta mayor fue hallada sin vida la noche del pasado martes 5 de mayo del 2015 dentro de su vivienda, un inmueble de una planta de paredes blancas al final de un callejón, en un sector de la ciudadela Sauces 6, en el norte de Guayaquil.

Aquella noche, una sobrina encontró el cadáver en el piso, en medio del mobiliario desordenado. La sobrina relató a la Policía que al llegar se encontró con la puerta de la vivienda semiabierta, sin ningún signo de que hubiese sido forzada. El cuerpo de la septuagenaria yacía en la sala, con un arma cortopunzante atravesada en su cuello. En el interior del inmueble faltaban un pequeño televisor, una máquina de coser, y otros artefactos, de cuya desaparición la familia alertó a la Policía.

La mañana de este jueves 7 de mayo un policía motorizado recorría el sector. En esta ciudadela, conformada por nueve etapas, hay cuatro unidades de Policía Comunitaria (UPC). Dos se ubican en las cercanías de la casa donde se denunció el crimen de la adulta mayor.

La familia cree que pudo haber sido asesinada el fin de semana. Uno de los parientes contó a la Policía que la última vez que la vieron fue el pasado viernes, en un sepelio.

"Vivía sola en esa vivienda desde hace aproximadamente 10 años", afirmó una vecina, quien la describió como una mujer muy activa y sociable.

Este es el tercer crimen violento que se registra en este sector de Guayaquil en menos de un año. En septiembre pasado, una mujer fue asesinada por desonocidos, quienes le dispararon desde una motocicleta, mientras comía en un local de venta de cangrejos. La víctima de 25 años recibió varios impactos de bala.

Tres meses antes, en junio del 2014, otro crimen alarmó a los moradores de este sector. Mónica Y., una enfermera de 36 años recibió un impacto de bala en la cabeza. Por este caso, investigado por la Fiscalía como un presunto femicidio, se detuvo al conviviente de la víctima. La Policía lo aprehendió horas después del asesinato mientras portaba un arma de fuego.

La Fiscalía inició una indagación previa entorno al crimen de la adulta mayor. William Aguilar, coordinador de la Fiscalía de Flagrancias señaló que se presume que el autor del asesinato conocía a la víctima. "Al parecer es alguien conocido, porque la puerta no fue forzada, y esa persona sabía que la víctima vivía sola."

El callejón donde se ubica la vivienda donde habitaba la adulta mayor termina en un parqueadero oscuro y cubierto con una maleza crecida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)