9 de febrero de 2015 23:19

La Fiscalía acusa a conductor de la muerte de tres personas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Sara Ortiz

Para el fiscal Pablo Durán habrían suficientes evidencias que demostrarían que Franklin S., de 20 años, condujo en estado de ebriedad, antes de atropellar a 13 personas y causar la muerte de tres. Esta tragedia sucedió el pasado 1 de enero, cuando las víctimas asistían a una fiesta popular en la madrugada del Año Nuevo en la calle Carlos Freire, en el sector de Chillogallo.

Ese fue el mismo argumento para que la jueza Yolanda Portilla, de la Unidad de Delitos de Tránsito de Pichincha, llamara a juicio al procesado, un joven de 20 años, este 9 de febrero durante la audiencia preparatoria de juicio.

“Con el respeto (que se merecen) las víctimas, él sí tomó, pero no se acuerda de nada", fue lo que argumentó el abogado del acusado, para evitar los cargos.

El Fiscal pidió en la diligencia que si el sospechoso es encontrado culpable se la aplique la pena máxima. Es decir, 12 años de cárcel. El Código Orgánico Integral Penal señala que conducir bajo el efecto de alcohol y causar la muerte de una o más personas se sanciona con 10 a 12 años de prisión.

Este 9 de febrero, los familiares de los fallecidos creían que se trababa de una audiencia de juicio. Llegaron hasta el edificio de Tránsito, en la calle Checa y av. 10 de Agosto, convencidos que el caso terminaría y que por fin recibirían justicia.

Con la resolución de la jueza, ahora el último paso que falta es la audiencia de juzgamiento, que por ahora no tiene fecha.

Durán solicitó que para ese día sean convocadas como testigos 10 personas que estuvieron en la fiesta. Entre ellos estarán también los médicos legistas que evaluaron el estado de salud de siete personas que aún se encuentran lesionadas por el impacto del camión que conducía el detenido.

Pilar del Rocío García es una de ellas. Quedó en estado de coma. Otra familia, tres niños, la madre y el abuelo, aún se encuentran hospitalizados en varias casas de salud. Según su abogado, Héctor Sumba, las secuelas del accidente pueden ser permanentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)