4 de septiembre del 2015 00:00

La Fiscalía indaga si el 30-S hubo ‘golpe de Estado’

30S Policía

Cadetes de la Policía participaron de la reconstrucción. Ellos recibieron la tarea de gritar consignas contra el Régimen. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 200
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 7
Sara Ortiz
y Diego Puente
(I)seguridadec@elcomercio.com

La puerta principal del cuartel policial quedó bloqueada. Policías colocaron neumáticos y se recrearon las escenas de la protesta del 30 de septiembre del 2010. La mañana de ayer, 3 de septiembre, grupos de cadetes gritaban“¡Eso hizo Lucio!”. Ellos llegaron con ropa deportiva y participaron en la reconstrucción judicial de los hechos del 30-S.

A través de esta diligencia la Fiscalía investiga un presunto “intento de golpe de Estado blando”. Así lo calificó Gustavo Benítez, fiscal que lleva la indagación previa, que es una etapa reservada. En los 632 artículos del Código Penal que estaba vigente entonces no aparecen las palabras “golpe de Estado blando”. Sin embargo, Benítez asegura que esa figura legal se basa en el artículo 130 de esa norma. Allí se dice que la persona que “en cualquier forma o por cualquier medio se alzare contra el Gobierno, con el objeto de desconocer la Constitución, de deponer al Gobierno constituido... será reprimido con reclusión mayor de cuatro a ocho años”.

Mientras los policías gritaban consignas. Otros, cubiertos el rostro con pasamontañas, levantaban los brazos en señal de protesta. En el 2010, los uniformados estaban descontentos por la Ley de Personal de la Policía, que fue aprobada la víspera por la Asamblea Nacional y ellos decían que era un perjuicio, sobre todo en el tema de ascensos y bonificaciones.

La diligencia de ayer se inició a las 08:00, se cerraron las calles Nicolás Arteta y San Gabriel, y un tramo de la av. Mariana de Jesús, en el norte de Quito. Cinco años atrás, en ese lugar también fueron bloqueadas las calles. El cierre de las vías se debía a que en el Regimiento Quito N° 1 se vivía una jornada de protesta que provocó la llegada del presidente Rafael Correa al cuartel y su salida, en muletas, hacia el Hospital de la Policía, ubicado al lado norte. El desenlace de esa jornada fue una balacera, la muerte de cinco personas.

En la diligencia de ayer estuvo presente Fabián Salazar, fiscal que investiga el supuesto plagio de Correa, cuando -según él- fue retenido por policías sublevados en el interior del Hospital de la Policía. Al lugar ayer llegaron altos funcionarios del Gobierno, quienes acompañaron al Presidente el 30 de septiembre del 2010. Hablaron ante los peritos.

Entre ellos estuvieron Ricardo Patiño, canciller; Alexis Mera, secretario jurídico de la Presidencia; Fernando Alvarado, secretario nacional de Comunicación; su hermano Vinicio Alvarado, secretario de la Administración Pública; Richard Espinosa, entre otros.

En total, 23 personas fueron convocadas para dar sus testimonios y a través de sus relatos construir una especie de película de aquel día. Todos los testimonios que se dieron ayer quedaron grabados en video.

En el peritaje participan siete expertos de la Unidad de Criminalística Contra la Vulneración de Derechos Fundamentales del Ministerio Público de Venezuela.

La diligencia durará cuatro días, hasta el próximo martes. La mañana de hoy está previsto que llegue Correa.

Para el fiscal Benítez, la presencia de los peritos internacionales era “indispensable” para garantizar la “objetividad” de la diligencia. Pues el derogado Código de Procedimiento Penal y el actual Orgánico Integral Penal señalan que la Policía Judicial es un órgano auxiliar en la investigación de la Fiscalía. Sin embargo, ya que se investigan a miembros de la misma institución, la Fiscalía solicitó la ayuda de expertos.

“Recién hace unas semanas nos contestó el Ministerio Público de Venezuela y por fin pudimos ya concretar la diligencia”, dijo Benítez, que recibió el caso hace 4 meses. Pero el fiscal Salazar indicó que esta reconstrucción debió realizarse el 1 de octubre del 2010, cuando la escena aún tenía rastros de lo ocurrido. En los cinco años transcurridos, la Fiscalía contabilizó, hasta el 20 de agosto, 41 casos activos relacionados al 30-S. Y desde el 2010 ha obtenido 31 sentencias.

Uno de los últimos casos se dio cuando la Sala de lo Penal del Cañar confirmó la inocencia de dos policías y en estos días en Quito se ratificó la pena contra Fidel Araujo.

En contexto

La mañana del 1 de octubre del 2010, los alrededores del Regimiento Quito N° 1 aparecieron limpios. Las evidencias fueron recogidas, incluso las calles lavadas. En marzo del 2015, la Fiscalía acusó a tres personas por el presunto delito de pérdida de evidencias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (6)