26 de February de 2010 00:00

Fiscal peruano investigaba asesinato que aparentemente cometió él

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Lima, DPA

El fiscal peruano Walter Flores, preso como principal sospechoso del asesinato de su colega y amante Victoria Lara, llevó inicialmente la investigación del caso y al parecer tergiversó los hechos para culpar a un tercero, según testimonios recogidos hoy por la televisión del Perú.

El ingeniero Abel Valdez, detenido durante varios días como supuesto principal sospechoso, afirmó en un noticiero de televisión que Flores tuvo un rol protagónico en la investigación y que otros fiscales que participaron también fueron "tendenciosos" para presumiblemente favorecer a su colega.

El caso empezó la semana pasada, cuando el cadáver de Lara, de 29 años y fiscal de la provincia de Cañete, en el departamento de Lima, fue hallado en un paraje rural cercano. Según las pesquisas, fue torturada con crueldad y asfixiada, tras lo cual su cadáver fue lanzado desde un automóvil en marcha.

El asunto alcanzó rápida notoriedad, pues se temía que Lara había sido víctima de alguna venganza de parte de delincuentes a los que combatía con su trabajo.

No obstante, los fiscales señalaron como sospechoso a Valdez, ex novio de la víctima, del que la dijeron que la acosaba y la amenazaba.

El ingeniero fue entonces detenido y los encargados, Flores incluido, presentaron el hecho como un episodio más de violencia de género. No obstante, el posterior hallazgo de un automóvil incendiado le dio un giro al asunto, porque en lo que quedaba del vehículo se encontró sangre de la víctima.

Las investigaciones determinaron que Flores era el propietario de ese automóvil y que al parecer quiso destruirlo para borrar evidencias.

A eso se sumaron nuevos indicios y testimonios que llevaron a las autoridades a liberar esta semana a Valdez y apresar en cambio a quien lo acusaba.

Testigos dijeron que los dos fiscales se habían convertido en pareja, pero él la maltrataba constantemente e incluso poco antes la había obligado a someterse a un aborto.

"Mi apellido y mi trayectoria profesional han sido manchados", se quejó hoy Valdez, señalado en las portadas de los diarios durante días como autor de un crimen pasional. Portavoces policiales de Cañete afirmaron que el caso está prácticamente resuelto por las contradicciones en que ha incurrido Flores. dpa gr eb

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)