23 de febrero de 2017 07:06

Fiscal propone que el cuñado del rey de España evite cárcel pagando fianza

El fiscal del tribunal de Palma de Mallorca ha pedido que Urdangarin permanezca en libertad mientras se examinan sus recursos. Foto: AFP

El fiscal del tribunal de Palma de Mallorca ha pedido que Urdangarin permanezca en libertad mientras se examinan sus recursos. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

La fiscalía ha propuesto que Iñaki Urdangarin, el cuñado del rey de España condenado a más de seis años por corrupción, evite el ingreso inmediato en prisión mediante el pago de una fianza de 200 000 euros, a la espera de que se resuelva su recurso.

El fiscal del tribunal de Palma de Mallorca (Islas Baleares) que juzgó el caso ha pedido de esta forma que Urdangarin permanezca en libertad mientras se examinan sus recursos.

Dicho tribunal zanjará la cuestión este mismo jueves. Según la legislación española, no podrá imponer una medida cautelar más severa que la solicitada por las partes, en este caso la fiscalía, ya que la acusación popular no se ha personado.

“El tribunal nunca podrá pasar por encima de lo que están pidiendo”, comentó este jueves a la prensa Pau Molins, uno de los abogados de la infanta Cristina, la mujer de Urdangarin.

Según observó, el fiscal Pedro Horrach ha cambiado de posición en los últimos días: “hubo como una progresión. El fiscal primero dijo que iba a solicitar el ingreso en prisión; parece que ha bajado bastante sus pretensiones”.

El marido de la infanta Cristina fue condenado el viernes a seis años y tres meses de prisión y al pago de una multa de 512 000 euros, pero anunció su intención de recurrir la sentencia.

Este jueves acudió al tribunal de Palma de Mallorca para conocer la petición del fiscal. A la entrada fue abucheado por algunas personas, que le gritaron “ladrón”.

En un caso que hizo tambalear la monarquía española, Urdangarin fue condenado por malversar junto a su exsocio Diego Torres varios millones de euros entre 2004 y 2006 a través del Instituto Nóos, una fundación sin ánimo de lucro que presidía.

La infanta por su lado fue absuelta, tras convertirse en el primer miembro de la familia del rey en sentarse en el banquillo de los acusados.

No obstante fue condenada a una multa de 265.000 euros por su responsabilidad civil como beneficiaria de las ganancias obtenidas por su marido, una suma ya restituida durante el procedimiento.

Tanto Cristina, de 51 años, como Urdangarin (49) han sido excluidos de todos los actos oficiales de la Casa Real española. La pareja vive en Ginebra desde 2013, con sus cuatro hijos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)