10 de enero de 2018   15:37

Finanzas devolvió los USD 300 millones a Manabí y Esmeraldas y les agradeció 'su comprensión'

La reconstrucción de hoteles y vías en Bahía de Caráquez, en Manabí, se activan de a poco tras el terremoto del 2016. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

La reconstrucción de hoteles y vías en Bahía de Caráquez, en Manabí, hacen que la actividad turística se reactive de a poco tras el terremoto del 2016. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 101
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 8
Redacción Negocios
(I)

El Ministerio de Finanzas restituyó a Manabí y Esmeraldas los USD 300 millones que había tomado el 29 de diciembre pasado de la Ley Solidaria. El anuncio se hizo hoy, 10 de enero del 2018, a través de un comunicado.

La Cartera de Estado insistió en que la transferencia de los recursos de la Ley a la caja fiscal fue temporal por concepto del llamado “manejo integrado de la liquidez”.

Según Finanzas, los recursos fueron reintegrados en su totalidad. En el boletín Finanzas agradeció, a nombre del Gobierno Nacional, “la comprensión” a las provincias de Manabí y Esmeraldas.


Carlos de la Torre, ministro de Finanzas, explicó en una carta, con fecha 5 de enero de este año, que se realizó un traslado temporal de USD 300 millones de la cuenta específica del Presupuesto General para la construcción y reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto a la Cuenta Única del Tesoro.

En una carta, el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, dijo que se realizó un traslado temporal de USD 300 millones de la cuenta específica del Presupuesto General para la construcción y reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto a la Cuen

En una carta, el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, dijo que se realizó un traslado temporal de USD 300 millones de la cuenta específica del Presupuesto General para la construcción y reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto a la Cuenta Única del Tesoro. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO


La Ley de Solidaridad entró en vigencia en mayo del 2016. Con esta se crearon nuevas contribuciones para empresas, consumidores y trabajadores, con el objetivo de destinar esos recursos para reconstruir las poblaciones afectadas por el terremoto del 16 de abril.

En el documento, De la Torre argumenta que este movimiento se realizó con el objetivo de evitar costos de oportunidad por el mantenimiento de recursos “ociosos” en determinadas cuentas y endeudamiento público para cubrir necesidades temporales de liquidez en otras cuentas.

Según detalla la carta, esta explicación se envió en respuesta a un requerimiento hecho el 4 de enero último por Carlos Bernal, secretario técnico del Comité para la Reconstrucción y Reactivación Productiva.

En una entrevista con EL COMERCIO, Bernal dijo que los recursos no están ociosos sino que están comprometidos para proyectos que tienen un cronograma de ejecución. Esta no es la primera vez que el Ministerio de Finanzas hace un movimiento de este tipo.

En julio del 2016 tomó USD 120 millones de la cuenta específica para la reconstrucción y los trasladó a la Cuenta Única del Tesoro.
Finanzas dijo en esa ocasión que usó ese dinero para el pago a los proveedores de bienes y servicios del sector público en Manabí y Esmeraldas.

Según datos del Servicios de Rentas Internas (SRI), hasta el 30 de noviembre del 2017 se habían recaudado USD
1 625 millones por las contribuciones creadas en la Ley.

De esta recaudación, la que más dinero generó al Fisco fue el incremento de dos puntos del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que subió de 12 a 14% y estuvo vigente hasta el 1 de junio del año pasado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (32)
No (7)