2 de junio de 2017 00:00

Finanzas pagó al Banco Central con acciones de 3 bancos estatales

USD 2137 millones se cubrieron con acciones de la CFN, BanEcuador y Conafips. La valoración no está clara. Foto: Archivo/EL COMERCIO

USD 2137 millones se cubrieron con acciones de la CFN, BanEcuador y Conafips. La valoración no está clara. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 98
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Sebastián Angulo
y Mónica Orozco (I)

El Ministerio de Finanzas pagó USD 2 137 millones de su deuda con el Banco Central del Ecuador (BCE) mediante acciones de entidades financieras públicas. La información la confirmó el titular de Finanzas, Carlos de la Torre, en entrevista con este Diario.

De esa cantidad de acciones, USD 1 440 millones corresponden a la Corporación Financiera Nacional (CFN), 453 millones a BanEcuador y 245 millones a la Corporación Nacional de Finanzas Populares y Solidarias (Conafips).

En el último Boletín Monetario Semanal del BCE -que se publicó con tres días de retraso- ya consta esta transacción. Las obligaciones del Fisco con la entidad pasaron de USD
5 866 millones a 3 728 millones; es decir, una reducción de USD 2 137 millones entre el 12 y 19 de mayo pasado.

Mientras que en la cuenta de acciones y otras participaciones de capital existe un incremento de USD 2 136,5 millones, que vienen a ser las acciones de las entidades públicas.

De la Torre calificó a la operación como “un buen negocio” porque el BCE diversifica sus activos. “Tiene activos en acciones de entidades financieras públicas y, además, estas acciones le dan un mayor rendimiento que el que le daban los títulos de Finanzas”.

La operación se trabajó con anticipación y fue posible gracias a que el 18 de abril pasado la Asamblea aprobó la Ley Orgánica para la Reestructuración de las Deudas de la Banca Pública. Esa norma incluyó una disposición transitoria que posibilita la emisión de acciones de las entidades financieras públicas.

A inicios de abril, Diego Martínez, exministro coordinador de la Política Económica, ya había anunciado que hasta mayo el Ministerio de Finanzas cancelará una parte al BCE. “Se tiene que estructurar un mecanismo para ir devolviéndole paulatinamente al BCE esos recursos”, añadió.

El valor de las acciones de la CFN entregadas al Banco Central corresponde al 99,9% del patrimonio de la entidad reportado en abril pasado a la Superintendencia de Bancos; es decir, de USD 1 439 millones.

Las acciones de BanEcuador entregadas como pago al Central representa el 78% del patrimonio del banco público hasta abril pasado y en el caso de Conafips el 61% con datos hasta marzo (ver gráficos).

La valoración de las acciones es algo que aún no han explicado las autoridades. De la Torre señaló, sin dar mayores detalles, que la valoración de las entidades se realiza constantemente a través de balances que son auditados “como cualquier institución financiera”.

Una de las inquietudes que genera la operación es qué tan líquidas pueden ser las acciones de esos bancos públicos en caso de que el BCE llegue a necesitar esos recursos.

El exministro de Finanzas, Fausto Ortiz, recordó que entidades como el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, la banca pública, la banca privada y los gobiernos autónomos descentralizados tienen depósitos en el BCE y pueden exigir en cualquier momento esos recursos. Sin embargo, el Central tiene ahora una parte de su liquidez en acciones de bancos públicos. Lo que primero se debiera tener claro, para Ortiz, es si el Central puede -en caso de necesitarlo- vender la CFN o las otras entidades y, de ser el caso, quién va a comprar. Recordó que “el mismo Estado no ha podido vender un banco como el Pacífico desde hace más de un año”.

En eso coincide Francisco Briones, analista económico, para quien el papel del BCE es custodiar los valores de los bancos privados y otros actores económicos y entregarlos cuando estos requieran de liquidez inmediata. No obstante, aclara que actualmente el sistema financiero privado es sólido y goza de buena salud.

Un segundo efecto de este tipo de movimientos, según Briones, es que genera incertidumbre y puede alejar inversiones del exterior.

Si el Central quisiera tener liquidez pura tendría que vender la CFN o el Banco del Pacífico -que es propiedad de esta entidad- señaló Sonia Zurita, catedrática de banca y finanzas de la Escuela de Negocios de la Escuela Politécnica del Litoral (Espae).

Zurita cree que estas entidades pueden resultar atractivas para inversionistas, no obstante, la interrogante es si será sencilla una venta de este tipo desde el punto de vista legal.

De la Torre minimizó estas preocupaciones al destacar que los activos generarán ganancias para el Central.“Su liquidez no ha sido alterada. Esta es una operación que no afecta para nada su liquidez”.

De la Torre no indicó el porcentaje de participación accionaria que tiene ahora el BCE en las entidades financieras públicas. Este Diario preguntó a la CFN sobre el tema, pero contestó que se “remita la pregunta al BCE”. BanEcuador mencionó que no se pronunciará mientras no se posesionen sus nuevas autoridades.

También se consultó la semana pasada, vía correo, sobre la operación al Central, pero no ha respondido.
Durante este año, el BCE se convirtió en una fuente importante de recursos para el Fisco. En cinco meses, inyectó más de USD 1 500 millones.

En contexto
En este año, el Banco Central del Ecuador se convirtió en fuente importante de recursos para el Fisco. En cinco meses, la entidad inyectó liquidez por más de USD 1 500 millones y hasta mediados de mayo la cuenta llegó a cerca de USD 5 800 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (1)