3 de April de 2010 00:00

El financiamiento para la vivienda se flexibiliza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Construir
construir@elcomercio.com

La búsqueda de una vivienda nueva había sido para Milton Narváez una especie de vía crucis.  Hace cuatro años, para él era imposible acceder a un crédito hipotecario por haber estado en la Central de Riesgos.

Pese a que su situación económica mejoró y que podía capitalizar un préstamo para adquirir su vivienda, en   las instituciones  financieras a las que acudió la respuesta siempre era la misma: “Usted no cumple con los requisitos”.



Los créditos bancarios
Las constructoras ofrecen  créditos directos o en asociación con bancos, mutualistas o el IESS. Los clientes pueden obtener financiamiento de hasta el 90% y hay facilidades para cancelar la cuota de entrada. La mayoría  de empresas apunta a ofrecer viviendas de entre USD 40 000 y 60 000.
 
Un 60% de personas opta  por comprar su vivienda en planos. Esto permite congelar el precio y realizar ciertos cambios en los acabados. Los plazos se extendieron para que los clientes puedan pagar cuotas menores, aunque la tasa de interés aumenta.  


Hace unos meses su pesadilla  acabó. La estabilidad en las tasas de interés para los créditos y las varias opciones de financiamiento hicieron que al fin pueda acceder al préstamo.

Mauricio Torres, gerente de producto inmobiliario del Banco Pichincha, dice que la entidad bancaria maneja casi el 40% de participación en el mercado con su crédito Habitar. “Tiene como una de sus características  tres meses de gracia, es decir que el comprador o el sujeto de crédito paga su primera cuota recién en el cuarto mes, lo que le permite amoblar y colocar acabados en su vivienda nueva”.

Actualmente, la institución otorga el crédito hasta 15 años plazo y se da para todo tipo de vivienda. “Trabajamos con una tasa de interés del 10,87% que es muy competitiva en el mercado y que es la reglamentada por el Banco Central y es la vigente”.

Por el momento, el banco participa para ser calificado como entidad financiera para el Ministerio de Vivienda. “Así podremos capitalizar proyectos de interés social, dando un trato preferencial a los consumidores”.

En cuanto a los requisitos para obtener un préstamo bancario para adquirir vivienda, estos, según Torres, también se han ajustado. “El análisis va dirigido al comportamiento que ha tenido el cliente durante  los dos últimos años y su capacidad de endeudamiento. Financiamos el 70% de la vivienda, en tanto que el cliente debe capitalizar el 30% de entrada”.

Juan Diego Mosquera, de la Mutualista Pichincha, comenta que la institución trabaja con varios sistemas de financiamiento. Se puede pagar el 15% de entrada y ya cambiarse a la casa para capitalizar el 85% restante. “Este sistema se aplica en los proyectos propios de la Mutualista y que estén terminados”.

El otro método es  pagando el 20% de entrada y el restante hasta 15 años plazo. El financiamiento clásico es el 30% al principio y el 70% después. Estos dos planes se aplican para todos los proyectos que comercializa la institución.

El Banco del Pacífico abrió la Hipoteca Pacífico Mi Primera Casa, para la compra de vivienda de entre USD 25 000 y 60 000. La entidad  financia hasta el 70% del avalúo, que incluye el monto del préstamo y los gastos legales.

El IESS, por su parte, oferta un  plazo de hasta  25 años para el crédito, según la capacidad de pago, y la tasa varía del 8 al 11%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)