23 de julio de 2014 00:05

Carlos Figueroa busca acudir ante la CorteIDH

Vicente Costales / el comercio


Ayer, Carlos Figueroa fue trasladado a la Unidad de Flagrancias luego de su detención. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Política 
politica@elcomercio.com

En menos de un día, el proceso por injurias al presidente Rafael Correa tuvo dos hechos importantes. En la mañana, la defensa de los tres sentenciados interpuso una acción de incumplimiento, como una forma para que la Corte Nacional dé de baja la orden de prisión en su contra y acate las medidas cautelares que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) les otorgó.

Mientras tanto, horas más tarde, Carlos Figueroa, uno de los tres procesados, fue apresado en un operativo policial en las afueras de Quito, en el sector de Cemexpo, vía a la Mitad del Mundo. Él fue sentenciado a seis meses de cárcel, junto con el exasambleísta Cléver Jiménez y su asesor Fernando Villavicencio, a quienes se les otorgó una pena de 18 meses.

Según contó el mismo Figueroa, médico de profesión, ayer cuando fue trasladado a la Unidad de Flagrancias, en el norte de Quito, él estaba en la ciudad para visitar a su madre, enferma de cáncer en etapa avanzada. “Lo único que tengo que decir es que para esto es que se usa la justicia, para encarcelar a gente honesta”.

En la tarde, Figueroa fue trasladado hasta la Cárcel 4, en el sector de El Condado, al norte de Quito, según los reportes.

En marzo pasado, la CIDH otorgó medidas cautelares a favor de los tres procesados. En un documento, la Comisión pidió al Estado ecuatoriano que se suspenda la sentencia y que informe, en un plazo de 15 días, sobre la adopción de las medidas cautelares requeridas y actualice dicha información de forma periódica.

La respuesta del Gobierno Nacional fue que no se acatarían las medidas, pues no son de obligatorio cumplimiento, según explicó en ese entonces el canciller Ricardo Patiño.

Por ello, el siguiente paso que dará la defensa, según informó el abogado Raúl Moscoso, es informar a la Comisión sobre el incumplimiento de las cautelares y la detención, con lo que esperan el caso se mueva hacia la Corte Interamericana (CorteIDH), que puede dictar medidas provisionales, de cumplimiento obligatorio.

Jorge Herrera, presidente de la Conaie; Fanny Campos, coordinadora del movimiento Pachakutik; y Víctor Álvarez, vicepreidente de la Federación Médica del Ecuador, llegaron hasta Flagrancias para conocer la situación de Figueroa.

La causa nació tras la contrademanda del presidente Rafael Correa en contra de los tres procesados. Ellos lo acusaron en un primer momento de supuestos delitos de lesa humanidad, por presuntamente haber dado la orden de disparar durante la revuelta policial del 30 de septiembre del 2010.

La causa fue desechada y la denuncia, calificada como maliciosa y temeraria.

Además de la pena de prisión, la sentencia incluye el pago de USD 140 000 como reparación económica para el presidente Correa por las injurias.

El paradero de Jiménez y Villavicencio sigue sin determinarse. La última ubicación que se hizo pública de los sentenciados fue el pueblo amazónico de Sarayaku, en la Amazonía, en mayo pasado.

Tras una serie de incidentes de la comunidad con la Policía, sus dirigentes informaron que los procesados ya no estaban allí.

En contexto

El 14 de enero del 2014, la Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia desechó el recurso de casación y confirmó la sentencia contra Jiménez, Villavicencio y Figueroa. La boleta de captura fue emitida por la jueza Lucy Blacio en marzo pasado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)