14 de February de 2010 00:00

La Fiesta de la Fruta y de las Flores fue bendecida

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Sierra Centro

Decenas de ambateños y turistas llenaron ayer el atrio de la iglesia la Catedral. Allí se realizó a las 09:00 la misa y  bendición de la colorida alegoría hecha con 4 000 claveles, 8 000 crisantemos, 2 000 azulinas  y otros productos.

Ceida López llegó a las 07:30. Vestida con un traje lila, que solo lo usa para ocasiones especiales, buscó un sitio para sentarse.

Logró ubicarse en un graderío junto al templo. “Todos los años agradezco a Dios por el resurgimiento de esta ciudad y por la riqueza de nuestra tierra. Acá se producen frutas,  hortalizas...”.

López tiene 71 años y es una sobreviviente del terremoto del 5 de agosto de 1949 que destruyó Ambato. Contó que era una niña  cuando la tierra tembló.

“Quedé enterrada bajo los escombros de mi  casa. Una puerta me protegió”. Luego de la tragedia, en Ambato se organizó la Fiesta de la Fruta y de las Flores para reactivar  la ciudad.

Este año se conmemora el 59 aniversario de la celebración. El festejo fue declarado Patrimonio Cultural Intangible por el Instituto Nacional de Patrimonio.  

A la misa asistieron las autoridades y las reinas locales. Más de 40 sacerdotes y obispos de Latacunga, Puyo, Riobamba, Santo Domingo, Guaranda y de otros sitios  participaron en la eucaristía.

Luis Gerardo Cabrera, arzobispo de Cuenca, presidió la ceremonia junto a Germán Pavón, obispo de Ambato. La bendición de la alegoría, que tiene 12 m de alto y 16 m de ancho, fue emotiva. Se tocó la canción Ambato, tierra de flores. La gente aplaudió. Algunos gritaron ¡Viva Ambato! 250 personas trabajaron desde el miércoles en la confección del adorno. 

Teresa Machado es riobambeña. Vive desde hace tres décadas en Ambato. “Todos los años asisto a la bendición. Es una forma de agradecer por la comida de cada día y por el bienestar”, comentó.

Para monseñor Luis Poso,  otro de los  sobrevivientes del terremoto, en la fiesta se agradece por la cosecha y porque la ciudad progresó. “Tenía 20 años cuando ocurrió el terremoto. Estudiaba para sacerdote. En un inicio la bendición se realizaba en el Mercado Central. Las comerciantes decoraban el centro de abastos”.

En la ciudad el ambiente es festivo. Desde ayer se organizan bailes y ferias en varios sectores. Hoy es el día principal. El emblemático Desfile de la Fiesta de la Fruta y de las Flores inicia a las 09:00. Los 23 carros alegóricos y las comparsas de los colegios recorrerán la avenida Cevallos y otras calles céntricas.

Desde las 08:00 se restringirá la circulación vehicular. La Policía realiza operativos de control.

Las terminales estuvieron abarrotadas de turistas

Reds. Guayaquil y Esmeraldas

Muchos turistas decidieron aprovechar los cuatro días de Carnaval para salir de las ciudades.

Ayer al mediodía, la Terminal Terrestre de Guayaquil lucía llena. No obstante, los viajeros se hallaron con la novedad de que los pasajes se habían incrementado en  USD 1. 

José Luis Morales, jefe de boletería en Coactur, señaló que el incremento regirá únicamente para el feriado. Las rutas con mayor demanda, en esta terminal fueron las que conducen a la provincia de Santa Elena, donde están las playas.

Cosa similar ocurrió en las terminales interprovinciales de Quito. Los boletos para Ambato, Esmeraldas, Guayas, Baños, estuvieron agotados.

Así también, las principales carreteras  lucían con gran afluencia de tránsito. Por ejemplo, en la Calacalí- La Independencia, una de las principales arterias que conectan la Sierra con Esmeraldas. Ahí, la Policía y el Consejo Provincial pusieron en marcha el plan Cero Accidentes. El mismo panorama se evidenció en la Panamericana Norte. Cuatro de las seis casetas de cobro se habilitaron para quienes iban hacia el norte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)