11 de abril de 2017 18:46

Fieles participaron en la procesión del Señor del Buen Suceso en Riobamba

La procesión del Señor del Buen Suceso recorrió las calles céntricas de Riobamba. Foto: William Tibán para El Comercio

La procesión del Señor del Buen Suceso recorrió las calles céntricas de Riobamba. Fotos: William Tibán para El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Cristina Márquez

Las campanas de la Iglesia de la Concepción, situada en el centro histórico de Riobamba, empezaron a repicar a las 16:00, cuando la imagen del Señor del Buen Suceso salió en hombros de sus fieles para recorrer la ciudad.

La imagen, que posiblemente fue tallada por un escultor anónimo cerca de 1650, es considerada el símbolo religioso más importante de la región, y una de las más importantes del país, debido a la gran cantidad de devotos que participan en la procesión de Martes Santo. Ellos están agrupados en 117 congregaciones religiosas.

Este año, una ligera llovizna limpió las calles de la urbe antes de que se iniciara el evento. Para los fieles, esta es una señal enviada desde el cielo, pues durante todos los martes santos de la última década, el clima ha sido similar.

La procesión recorrió las calles céntricas de la ciudad, desde la Plaza Roja de la Concepción. El evento se inició a las 14:30 de hoy, martes, 11 de abril del 2017. Cada una de las 117 congregaciones desfiló con imágenes de la Virgen María, Jesucristo, y otros Santos venerados en las capillas de los cantones y parroquias de Chimborazo.

Plegarias, súplicas y rezos se escucharon durante todo el recorrido. María Yuquilema, por ejemplo, rezaba mientras sujetaba en su mano un rosario. Ella lloró al fin pudo ver la imagen del Señor del Buen Suceso, después de casi tres horas de espera.

“Acaban de operarme las rodillas de ambas piernas. Y siento mucho dolor por estar de pie, pero mi fe es más grande. Sólo por mi Señor me levanté de la cama y vine, porque quería pedirle más salud”, contó la mujer de 56 años.

La procesión del Señor del Buen Suceso recorrió las calles céntricas de Riobamba. Foto: William Tibán para El Comercio

Otros devotos esperaron el paso de la imagen con rosas y pétalos de flores para demostrar su fidelidad y fe. Marina Ordoñez nunca falla en esta práctica. Ella corta las mejores flores de su jardín y las perfuma con su colonia más costosa, antes de arrojarlas a la plataforma que transporta la imagen.

“Mi Señor del Buen Suceso cada año me cumple un milagro. Por eso siempre le agradezco de esta forma”, cuenta la mujer de 48 años. Ella mira siempre mira la procesión desde el balcón de su casa.

Pero según el vicario de la Pastoral, Luis Machado, las expresiones de fe y fidelidad durante la Semana Mayor, son variadas. Muchos fieles también optan por cumplir penitencias como caminar descalzos o recorrer el trayecto de rodillas, flagelarse, cargar cruces pesadas, o anotarse como voluntarios para llevar en andas la imagen del Señor del Buen Suceso.

“La iglesia pide tres penitencias eucarísticas que son el ayuno, la limosna y la cuaresma. Pero la gente por tradición y por deseos de su corazón también cumplen con otras penitencias que son un símbolo de humildad y caridad”, cuenta Machado.

Los fieles decoraron las calles céntricas de Riobamba con globos y banderas para recibir con alegría al patrono de la ciudad. A la imagen se le atribuyen centenares de milagros y se estima que cada año asisten en promedio 10 000 fieles.

Las calles de Riobamba estuvieron paralizadas por más cinco horas en el sector del centro histórico, mientras duró el evento. Personal de la Policía Nacional, del Cuerpo de Bomberos y de la Cruz Roja colaboraron en la atención de emergencias, tránsito y ubicación de niños perdidos.

La efigie es parte del Museo de Arte Religioso de la Concepción y Fue tallada en 1650 por un escultor quiteño. La imagen asombra por la perfección en las dimensiones y en los detalles de artísticos de la obra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)