17 de mayo de 2016 08:09

210 feriantes buscan quiosco en la Michelena

En la Plaza Comercial Michelena se hicieron mejoras en las conexiones eléctricas, techos y se instalaron baterías sanitarias. Los parqueaderos son un trabajo pendiente. Foto: Prado / EL COMERCIO

En la Plaza Comercial Michelena se hicieron mejoras en las conexiones eléctricas, techos y se instalaron baterías sanitarias. Los parqueaderos son un trabajo pendiente. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 22
Valeria Heredia

Los comerciantes de la calle Michelena alistan sus maletas para trasladarse a la Plaza Comercial en julio. La infraestructura cuenta con 172 quioscos, que serán repartidos entre 210 trabajadores autónomos que laboran en esta vía, según la Dirección de Comercio Autónomo. En el momento se realizan adecuaciones en el sitio.

La idea surgió en el 2010. En ese año se registraron 175 trabajadores autónomos. Han pasado seis años y el número aumentó a 210, sin tomar en cuenta a los trabajadores ambulantes que recorren la vía, en la que se comercializa desde ropa hasta alimentos.

¿Quiénes ingresarán en la plaza? Hasta la apertura de este espacio, la Municipalidad levantará un censo para deter­minar qué trabajadores for­marán parte de esta plaza, la cual posee un área de 6 596 ­metros cuadrados.

Uno de los requisitos es que el vendedor no cuente con un espacio físico para laborar; es decir, que venda únicamente en esta calle de la ciudad.

Alberto Endara, director de Comercio Autónomo de la Agencia de Comercio Distrital, explicó que se realiza una inspección minuciosa para tener una lista definitiva de las personas que entrarán en la infraestructura. “Estamos revisando los informes en otros centros comerciales, mercados, locales y demás plataformas”, explicó.

Otra de las condiciones para acceder a este espacio es el tiempo de trabajo en la vía. Según Endara, los comerciantes ‘históricos’ o las personas que han trabajado antes del 2011 ­serán tomados en cuenta. “Hay personas que ya no trabajan en la Michelena y quieren volver. No se les dará paso”.

Uno de ellos es Marco Estrella, quien es dirigente de la Asociación de la Michelena, una de las agrupaciones que se organizaron en la vía. El hombre tiene un puesto de venta de ropa. Jeans, camisetas, vestidos y zapatos son algunas de las prendas que comercializa a la intemperie, hace ocho años.

Para Estrella, la construcción de esta plataforma representó una alternativa para mejorar sus ventas. Sin embargo, todavía tiene dudas. “Queremos que se garantice la entrada de las personas que no tenemos un local arrendado en algún punto de la ciudad”, señaló el trabajador.

Hasta que la plataforma esté lista, se realizan jornadas de capacitación con el objetivo de mejorar el comercio autónomo en la capital. Alfonso Vega, quien vende zapatos en la Michelena, aseguró que se deben reforzar los talleres para que las personas puedan comercializar un producto de calidad. “Estamos con una gran expectativa por el traslado hacia la plaza. Pero debe ir de la mano con capacitaciones constantes”, sugirió.

En otros sectores de la urbe también se harán acciones para evitar la proliferación de los trabajadores autónomos. Según Endara, no se construirán nuevos centros comerciales, como el de la Plaza Michelena. Lo que sí se hará son reubicaciones de comerciantes, por lo que se harán adecuaciones en las plataformas para que ingresen a esos espacios.


Adecuaciones en la plaza


Las conexiones eléctricas, nuevos techos, arreglos en la mampostería y baterías sanitarias son algunas de las mejoras que se hicieron en la Plaza Comercial Michelena.

Edwin Bosmediano, administrador de la Administración Zonal Eloy Alfaro, explicó que el proyecto se retomó con la consigna de organizar el trabajo autónomo en esta calle de la capital, que soporta un movimiento intenso los fines de semana, de 17:00 a 22:00.

Según el Administrador, se hicieron cambios en la altura de cada uno de los quioscos, porque no lograban entrar con sus pertenencias. Además, se realizaron nuevas conexiones en los 22 puestos destinados para la comercialización de platos típicos.
Uno de los temas pendientes es el parqueadero, ya que se abrirá solo con 15 sitios para aparcar, de un total de 141 espacios disponibles en la plaza.

Otra de las mejoras realizadas fue la colocación de rampas de acceso para personas con discapacidad. Se instalaron baterías sanitarias para clientes y comerciantes.

Bosmediano aseguró que la entrega de esta obra no solo implica la reubicación de los trabajadores autónomos sino un cambio cultural de los trabajadores. “En el interior de la plaza se llevarán a cabo comparsas, danzas y demás eventos culturales, para que los vecinos se apropien de estos espacios públicos”, puntualizó.

Cuando los trabajadores ingresen a la Plaza Comercial, la calle Michelena será rehabilitada. Se harán arreglos en las veredas, en la calzada, se soterrarán los cables y se mejorará la movilidad en esta vía que conecta el sector de la Atahualpa con el Pintado. Se espera que se haga un bulevar como el que tiene la Naciones Unidas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)