27 de enero de 2016 08:20

Felicitaciones y quejas por operativo de tránsito en la Córdova Galarza

En el sector del El Condado varios policías controlan el paso de vehículos a la avenida Manuel Cordova Galarza. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

En el sector del El Condado varios policías controlan el paso de vehículos a la avenida Manuel Cordova Galarza. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 22
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Evelyn Jácome

Los barrios cercanos a la avenida Manuel Córdova Galarza fueron advertidos: desde las 07:30 hasta las 09:30 de hoy miércoles 27 de enero del 2016, no se permitiría el acceso vehicular permanente a la arteria, debido al paso de las caravanas. Habrá restricción cuando cada una de las delegaciones ingrese por la vía.

En la Córdova Galarza se lleva a cabo desde ayer 26 de enero un operativo especial a propósito de la IV Cumbre de Mandatarios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac, que se desarrolla en la Unasur, ubicada en la Mitad del Mundo.

Según uno de los agentes policiales ubicados en El Condado, donde inició el operativo, se tiene previsto suspender el paso de particulares cuando cada una de las 33 caravanas conformadas por motocicletas, vehículos diplomáticos y de seguridad, crucen.

Antes de las 06:00, un grupo de policías nacionales de encargó del cierre de esta avenida a la altura de Maresa, en San Antonio de Pichincha. Los buses y vehículos livianos que transitaban sentido sur norte fueron desviados a esa altura por la calle 13 de Junio, cruzaron la Equinoccial y Misión Geodésica y tomaron la Padre Rumi, más conocida como la vía de las escombreras. Llegaron hasta la Moraspungo, por donde nuevamente salieron hasta la vía a Calacalí.

Quienes transitaron en sentido contrario, en cambio, fueron desviados por la calle Museo Solar, hasta la 13 de junio, vía que debido al operativo, se volvió bidireccional. A la altura de Maresa, los autos podían volver a la Córdova Galarza.

No se registró mayor congestión en ninguno de los dos sentidos; los tiempos se cumplieron con normalidad. En la Mitad del Mundo, algunos moradores de barrios como Cantarillas se quejaron pues debido a los desvíos debieron caminar varias cuadras para poder abordar un bus.

A las 07:00, las personas que viven por ejemplo, en Los Cipreses, no pudieron ingresar por la Mariscal Sucre para tomar la John F Kennedy y fueron obligados a tomar el paso a desnivel del intercambiador, lo que generó molestias y reclamos.

Sin embargo, también hubo personas que aplaudieron la organización. Uno de ellos Benjamín Brito, morador de la parroquia, quien aseguró que se difundió el operativo por redes sociales. Sus hijos, por ejemplo, hoy no tuvieron clases para evitar inconvenientes. El Ministerio de Educación dispuso la suspensión de clases en 21 establecimientos educativos fiscales, particulares y municipales en la zona.

Donde hubo congestión fue a la altura de Pomasqui. Debido al cierre de unos 30 giros en U e intersecciones, las personas debieron avanzar hacia los giros grandes que fueron los únicos habilitados. Así, por ejemplo, en la calle Marieta de Veintimilla se registraron largas filas de autos, conformada tanto por parte de los moradores de la parroquia como por gente que trabaja en la zona.

Hoy la Unasur amaneció acordonada. Un contingente de policías y militares se aseguraban de que autos ni personas ingresen a un cuadrante de aproximadamente 1 000 metros a la redonda.

Las quejas principales fueron por parte de las personas que cuentan con locales comerciales en San Antonio. Aseguran que no se cumplieron sus expectativas debido a la restricción del paso de particulares. Una de ellas es Mariana Collahuaso, quien asegura que se abasteció de productos para preparar alimentos en su restaurante ubicado en el bulevar de la Equinoccial. Compró el triple de lo habitual, cuenta.

Debió llegar antes de las 05:00 de hoy para poder cruzar a pie. Dejó su auto cerca a la Unidad de Policía Comunitaria. “Nosotros pensamos que las ventas iban a estar buenas como fue en las fiestas de quito del año pasado, pero nos equivocamos. Ayer no se vendió nada. A mí me salvó un bus con 100 personas colombianas que llegó porque habían obtenido permiso para ingresar. Pero de ahí solo hubo policías y militares”.

Se quejó, además, de la presencia de carpas de venta de alimentos a lo largo del bulevar. Espera que hoy las ventas mejoren.

Para evitar congestión se puede tomar como vía alterna el antiguo camino del Inca, paralela a la Córdova Galarza, que cruza por Carcelén, Mitad del Mundo, La Dolorosa, Bella María, la Urbanización de La Liga y llega hasta Calderón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)