22 de julio de 2014 00:05

Las felicitaciones de la Asamblea causan malestar

presidencia de la República

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 380
Triste 5
Indiferente 5
Sorprendido 17
Contento 0
Estefanía Celi R. Redactora 
politica@elcomercio.com

Un acuerdo de la Asamblea Nacional ha abierto el debate sobre la imagen que proyecta el Legislativo. El documento, que se hizo público por las redes sociales, felicita a Jhonny Galarza, ganador de la segunda temporada del ‘reality show’ ‘Yo me llamo’, y lleva la firma de la primera vicepresidenta, Rosana Alvarado.

El concurso premia a imitadores de artistas conocidos. Galarza ganó por su interpretación de Rudy La Scala.

La propuesta de la felicitación nació del legislador Mauro Andino (Alianza País), quien admitió a través de su cuenta de Twitter que “fue un reconocimiento de mi parte como riobambeño para Jhonny Galarza por su talento”.

Esta felicitación ha generado críticas de otros artistas, quienes han cuestionado a la Asamblea Nacional por reconocer a alguien que imita a otro cantante. Pero los cuestionamientos también llegan del interior del Legislativo, en donde los grupos de oposición ven el acuerdo como una imprudencia.

Andrés Páez (Creo) considera que este tipo de actuaciones hacen daño a la imagen que los ciudadanos tienen de la Asamblea Nacional e incluso la convierten en objeto de burla.

Las frecuentes intervenciones musicales y bailes en actos oficiales en el Salón Plenario, incluidos los informes presidenciales del 24 de mayo, también contribuyen para el deterioro de la imagen de la Asamblea, según Páez.

“Si nos comparamos con cualquier Parlamento del mundo, nosotros estamos en una situación muy por debajo de las expectativas de la ciudadanía y cuando pierde credibilidad una institución, sus integrantes también pierden jerarquía en el imaginario colectivo”, señala.

Los acuerdos de la Asamblea están regulados por un Reglamento emitido en 2009, que especifica que serán concedidos en tres casos: efemérides de organismos cantonales y provinciales, como reconocimiento a relevantes ciudadanos nacionales y extranjeros o por el fallecimiento de asambleístas principales o sus familiares o funcionarios de la Asamblea.

Páez considera que en ninguno de estos casos cabe la felicitación firmada por Alvarado, por lo que no tendría validez.

Pero este no es el primer caso en el que se cuestiona el papel de la Asamblea por los documentos que emite. A este acuerdo se le suma un oficio de la presidenta Gabriela Rivadeneira, en el que agradece la atención que recibió su mascota en el Centro Canino de la Policía Nacional. El documento también fue difundido a través de Twitter y generó críticas en las redes sociales.

Por ello, Luis Fernando Torres (PSC) cree que el movimiento oficialista ha perdido la conciencia de la división entre lo público y lo privado. “Si el reconocimiento es a nivel privado no había problema. El problema es que en un Régimen autoritario, la línea divisoria entre lo público y lo privado no existe”.

El legislador Torres no considera que las interpretaciones artísticas en el Pleno sean algo negativo, sino que más bien traen alegría a la Asamblea. “Con Fernando Cordero (anterior presidente del Legislativo, hasta 2013) las cosas eran un completo aburrimiento, ahora yo considero que están mejor”.

Este Diario contactó a la asambleísta Betty Carrillo (A. País) para conocer la posición del bloque oficialista, sin embargo dijo que no conocía del tema y que no conocía si estaba en la agenda de temas para la reunión que tendrían ayer los 100 asambleístas de A. País.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)