5 de December de 2009 00:00

La farra, la excusa contra el estrés

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

No importa el día, la hora ni el lugar, el quiteño siempre busca divertirse. En una discoteca, un karaoke, en su casa, en la calle y hasta en los parques, los quiteños  encuentran el sitio adecuado para pasar un momento agradable.

 Desde las 16:00, en la plaza de El Quinde a partir del martes, es común ver a grupos de hombres y mujeres sentados en las mesas de los restaurantes y cafeterías del sector. Ellos van en busca de diversión y, según dicen,   para librarse del estrés  del  trabajo.

El ambiente de fiesta se siente a lo largo del sector de La Mariscal, conocido por la cantidad de bares y restaurantes que tiene. En toda la ciudad existen 28 establecimientos, entre bares, discotecas y restaurantes, afiliados a la Cámara de Comercio de Quito y 1 161 afiliados a la Cámara de Turismo.

 En las discotecas los ritmos tropicales, como el reggaetón, la salsa y el merengue  son los preferidos, según Carlos Tulpe, DJ.  Él asegura que las canciones de reggaetón son las más pedidas durante sus animaciones. “La gente baila y canta con sentimiento estas canciones y hasta lloran escuchándolas”.

 Para Verónica Carrasco, empleada privada, la música es una parte importante de su vida. Ella dice  que bailando se olvida de los problemas.“El baile me causa una sensación indescriptible”.

Pero uno de los ritmos que más le gusta al quiteño es la tecnocumbia. Aunque no la baila en discotecas, la busca en fiestas populares y radios.   Rico Ricardo, DJ,  dice que durante su programa Mucho mix, recibe cientos de llamadas solicitando canciones como En vida y  Embrujo. Él cree que una de las razones por las que este ritmo ha  tenido acogida es por la letra  y  “el sentimiento que le ponen los artistas”.

Mario Racínez, psicólogo, dice que el gusto por este género  se da por las separaciones de  las familias por la migración.

Pero además de la música y el baile, el quiteño y su familia gustan de la recreación en espacios abiertos. Por eso, parques como La Carolina, son los más visitados. A ese sitio del norte de la ciudad acuden 50 000 personas semanalmente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)