25 de February de 2010 00:00

FARC perdieron importante líder en bombardeo: Bogotá

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Bogotá, Reuters

Un importante jefe de las FARC, encargado de las operaciones de narcotráfico del grupo guerrillero, fue uno de los 12 rebeldes que murió en enero en un ataque de las Fuerzas Militares en una zona selvática del sur del país, informó hoy el Gobierno.

El Ministerio de Defensa dijo que pruebas de ADN comprobaron que Ángel Gabriel Lozada, alias "Edgar Tovar", jefe del frente 48 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), murió en la operación militar del 20 de enero en el departamento del Putumayo, fronterizo con Ecuador.

El comandante guerrillero, cercano al extinto Raúl Reyes, había asumido la coordinación de las actividades de producción y tráfico de cocaína del grupo rebelde, en reemplazo de Tomás Medina Caracas, alias "El Negro Acacio", quien murió en un bombardeo en el 2007.

El ministro de Defensa, Gabriel Silva, calificó en su momento la operación en la que perdió la vida Lozada como "un golpe al corazón de las operaciones de las FARC".

El grupo rebelde, considerado por Estados Unidos y la Unión Europea como una organización terrorista, es acusado por el Gobierno colombiano de obtener millonarios recursos del narcotráfico.

Después del bombardeo, las autoridades militares interceptaron varias comunicaciones por radioteléfono en las que guerrilleros hablaban en forma cifrada sobre la muerte del líder rebelde.

Pero el Ministerio de Defensa sólo confirmó su muerte después de realizar las respectivas pruebas científicas.

El deceso del líder guerrillero se produjo en medio de una ofensiva de las Fuerzas Militares contra las FARC, impulsada por el presidente Álvaro Uribe desde que asumió el poder en el 2002 y que cuenta con el apoyo de Estados Unidos.

En la ofensiva han muerto importantes comandantes guerrilleros, como Reyes, mientras que miles de combatientes han desertado, lo que redujo la capacidad militar del grupo rebelde que pasó de unos 17.000 hombres en armas a alrededor de 9.000 en la actualidad, de acuerdo con fuentes de seguridad.

Pero las FARC, que fueron obligadas a replegarse a apartadas zonas montañosas y selváticas, aún mantienen presencia en esas regiones claves para la producción y el tráfico de cocaína.

Al menos dos policías murieron y cinco resultaron heridos el jueves en un ataque de los rebeldes en una carretera del departamento del Cauca, al sur del país, en donde activaron cargas explosivas al paso de los vehículos en los que viajaban los uniformados.

El Gobierno ha advertido sobre una estrategia de las FARC de intensificar sus ataques en la antesala de las elecciones legislativas y presidenciales, como parte de un plan para ganar protagonismo y mostrar que no están derrotadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)