13 de septiembre de 2014 10:42

Familiares de rehenes muertos habían sido alertados contra pago de rescate

Steven Sotloff se une al grupo de periodistas y ciudadanos ejecutados a manos de los yidahistas. Foto: AFP

Steven Sotloff se une al grupo de periodistas y ciudadanos ejecutados a manos de los yidahistas. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Washingon

Los familiares de dos rehenes estadounidenses ejecutados por el Estado Islámico afirmaron que la administración del presidente, Barack Obama, evocó la posibilidad de demandas judiciales si intentaban pagar rescate a los secuestradores.

La eventualidad de un proceso judicial fue evocada por un alto funcionario de la Casa Blanca encargado de la lucha antiterrorista, en una reunión realizada en mayo con los padres de Steven Sotloff, indicó el portavoz de la familia, Barak Barfi, a Yahoo News.

Contactado por la AFP , rehusó comentar la información.

La legislación estadounidense prohíbe el pago de rescate a una organización considerada terrorista.

"Se sintieron completamente desahuciados con esto", agregó Barak Barfi, un amigo de Steven Sotloff, en un comunicado enviado a Yahoo News.

El jueves, la madre de James Foley, el otro rehén recientemente decapitado por los yihadistas del EI, había declarado que sintió que el caso de su hijo era "una molestia" para la administración estadounidense.

Diane Foley contó en una entrevista a la cadena CNN que se le advirtió a su familia que podría ser acusada si intentaba recaudar dinero para pagar el rescate de su hijo.

También les dijeron que no se intercambiarían prisioneros por Foley, y que el gobierno no llevaría a cabo ninguna acción militar, explicó la madre. Se les pidió que no hablaran con la prensa y que "confiaran en que se harían cargo de ello".

"Como estadounidense, me sentía avergonzada", dijo Foley.

Interrogado al respecto el viernes, el secretario de Estado, John Kerry, se declaró "sorprendido", afirmando que ignoraba la existencia de tales advertencias.

La Casa Blanca había ordenado una operación para liberar a los rehenes, que movilizó a decenas de miembros de las fuerzas especiales en Siria, aunque fracasó, dado que los secuestrados habían sido desplazados poco antes a otro lugar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)