21 de marzo de 2016 16:55

Familiares de policías investigados por supuesta red de pases protestaron en Quito

Los familiares de los policías detenidos realizaron un plantón para manifestar que los acusados "seguían órdenes de superiores" en un caso de supuesta venta de pases entre los uniformados. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Los familiares de los policías detenidos realizaron un plantón para manifestar que los acusados "seguían órdenes de superiores" en un caso de supuesta venta de pases entre los uniformados. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 32
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Sara Ortiz

Afuera de la Unidad de Flagrancia de Quito se colocaron una decena de familiares de los policías Danny H. y Fredy R. “¡Queremos garantías!”. “Ellos solo cumplían órdenes”, gritaban. Los dos uniformados llegaron al mediodía de hoy, lunes 21 de marzo del 2016, esposados. Fueron conducidos hacia el área de aseguramiento temporal de ese edificio mientras se tramitaba su arresto en un centro penitenciario.

Los dos se entregaron ayer, domingo 20 de marzo, en la Oficina de la Interpol en Colombia, luego de que se emitiera una orden de captura en su contra. Según la Fiscalía, ellos son parte de un grupo de policías procesados por la supuesta asociación ilícita en el interior de institución.

El grupo, conocido como Los Intocables, según declaraciones de los propios detenidos, se encargaba presuntamente tramitar pases a diferentes unidades policiales y de cobrar valores entre USD 1 500 y USD 5 000.

Diana, hermana de Danny H., explicó que el motivo del plantón era llamar la atención de las autoridades. Dijo estar preocupada por las presuntas amenazas de muerte, vigilancias y visitas que ha recibido su hermano y sus padres luego de que el joven explicara en un video detalles sobre el grupo de Los Intocables. Él aseguraba que seguía disposiciones superiores.

El plantón se realizó durante el traslado de los policías acusados, a la Unidad de Flagrancias de Quito. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

El plantón se realizó durante el traslado de los policías acusados, a la Unidad de Flagrancias de Quito. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

“Mi hermano ha sido amenazado. Por eso se entregó en Colombia. Queremos garantías de que su vida no corre peligro en la cárcel”, dijo la familiar.

Por este caso se encuentra también detenido, en la cárcel 4 de Quito, el excomandante de la Policía Fausto T., quien renunció a la Policía el 3 de junio del 2015.

El 31 de diciembre del 2015, la Policía realizó el operativo Eslabón 98 en el que se anunció la desarticulación de esta presunta red. Según el Ministerio del Interior, el grupo habría captado alrededor de USD 6 millones por casi 3 000 pases tramitados.

El abogado Rodrigo Sarango, defensor de los dos policías que se entregaron, detalló que hasta el momento no ha podido conversar con sus clientes y tampoco se le ha informado hacia dónde serán conducidos. "Puede ser la cárcel de Cuenca, pero vamos a oponernos a que eso pase".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)