22 de julio de 2015 18:54

Familiares y Policía de Texas discuten por supuesto instinto suicida de Bland

Vista general de un memorial en el sitio donde Sandra Bland fue detenida por un oficial del Departamento de Seguridad Pública de Texas el martes 21 de julio de 2015. Foto: EFE.

Vista general de un memorial en el sitio donde Sandra Bland fue detenida por un oficial del Departamento de Seguridad Pública de Texas el martes 21 de julio de 2015. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Redacción Seguridad

Los familiares de Sandra Bland, la joven afroamericana hallada muerta en una celda de Texas la semana pasada, no recibieron de buen grado los comentarios efectuados el 22 de julio del 2015 por las autoridades, que afirmaron que la mujer ya se había intentado suicidar con anterioridad.

Según Glenn Smith, comisario del condado texano de Waller, en el que Bland fue detenida por una infracción leve de tráfico, la joven hizo esa confesión a un carcelero durante un cuestionario de rutina. El motivo del suicidio habría sido la pérdida de un bebé hace unos meses.

Las declaraciones de Smith fueron respondidas con celeridad por el abogado Cannon Lambert, que representa los intereses de los allegados de Bland. "Esta familia no tiene constancia de que eso sea verdad", dijo. Sus familiares ya describieron como "incomprensible" su presunto suicidio, ya que la joven de 28 años se acababa de mudar a Texas por un nuevo trabajo y estaba "muy ilusionada".

Bland fue detenida el 10 de julio y hallada muerta en su celda tres días después a causa de una asfixia autoinducida, según el relato oficial cuestionado por la familia. Pese a eso, el fiscal del condado, Elton Mathis, admitió que el caso se investiga como si se tratara de un homicidio, ya que quedan muchas preguntas por responder.

Precisamente, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo hoy que la familia de la joven "merece respuestas". El comisario Smith fue despedido en 2008 de su anterior trabajo como jefe del Departamento de Policía de Hempstead (Texas) por diversos casos de conducta inapropiada, algunos por comportamientos racistas. Ese mismo año fue elegido como comisario del condado de Waller, cargo que renovó en 2012.

El condado de Waller, cercano a la ciudad de Houston, tiene un largo historial de tensión racial entre sus comunidades. DeWayne Charleston, exjuez del condado, dijo a The Guardian que, el de Waller, "es el condado más racista de Texas que, a su vez, es probablemente uno de los estados más racistas del país". "Hay racismo desde la cuna hasta la tumba", agregó.

La muerte de Bland en una cárcel de Texas se produjo en pleno cuestionamiento de las fuerzas de seguridad en Estados Unidos tras la muerte de varias personas negras a manos de la Policía. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)