11 de mayo de 2015 21:04

Familiares de detenidos denuncian maltrato en cárceles de Guayaquil

Los familiares denuncian supuestos maltratos a los privados de la libertad, en el centro penitenciario. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Los familiares denuncian supuestos maltratos a los privados de la libertad, en el centro penitenciario. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 3
Narcisa Rendón

Alrededor de una veintena de familiares, entre madres y esposas de detenidos, se concentraron en los exteriores del Centro de Privación de Libertad Regional Guayas. Con carteles y gritos denunciaban supuestos maltratos dentro de los pabellones de máxima seguridad.

Cerca de las 17:00 de este lunes 11 de mayo del 2015, Janeth Ruiz lideraba el recorrido con un megáfono dirigido a los bloques del Centro Regional.

Segundos más tarde, y luego de que varios reos notaran el acontecimiento, ellos empezaron a gritar desde el interior de los pabellones durante media hora, aproximadamente.

Según vecinos del lugar, cerca de las 14:00 se registró presuntamente un incendio en el interior de esta cárcel, por lo cual intervinieron miembros del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil. El fuego se habría iniciado por la quema de colchones por parte de los privados de la libertad.

Otras personas, en los exteriores, aseguraban que se habría producido un amotinamiento al interior del presidio. Ninguna de las versiones fue confirmada o desmentida por las autoridades del Centro de Privación de Libertad ni por la Policía Nacional.

En lo que sí coincidieron las versiones es que al centro de rehabilitación ingresaron y salieron vehículos de la Policía, Cuerpo de Bomberos incluidas ambulancias, sin que los familiares hayan tenido acceso a información de los reos y de la situación que al interior se presentaba.

El Centro Regional, ubicado en el km 17.5 de la vía a Daule, tiene una capacidad para 3 410 detenidos. Según familiares y organismos sociales como el Comité de Derechos Humanos, los presos sufren amenazas de muerte, cateo íntimo, negación de beneficios de libertad controlada, y negaciones del servicio de asistencia médica.

Según Estrella Echeverría, a su hijo le limitan de comer aquellos alimentos por los que ella paga mensualmente USD 40 al economato, un establecimiento destinado para proveer comida.

Janeth Ruiz reclamaba un mejor trato para su esposo. Afirmó que ningún miembro de la Dirección del Centro Regional explica el motivo de las irregularidades que denuncian los detenidos.

La veintena de familiares conglomerados, aspiran una reunión con las autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a quienes plantearán su interés por reunirse con el mismo Presidente de la República.

En julio del 2014, la Comisión de Derechos Humanos en Guayaquil, ejecutó un plantón para denunciar las mismas medidas irregulares.

El hecho generó debate en las redes sociales, hasta llegar a la cuenta de Twitter del presidente Rafael Correa, quien respondió que él ya había ordenado terminar con los cateos íntimos dentro de las cárceles del país. “Prefiero que nos engañen, a atentar contra la dignidad”, recalcó el Mandatario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)