17 de mayo de 2017 13:58

Familiares de personas desaparecidas hicieron un plantón frente a Carondelet

Los familiares y amigos de personas desaparecidas denunciaron inconsistencias en la información sobre casos de desapariciones de la Fiscalía General del Estado. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los familiares y amigos de personas desaparecidas denunciaron inconsistencias en la información sobre casos de desapariciones de la Fiscalía General del Estado. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 13
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
María Belén Merizalde

Padres, madres, abuelos, tíos, primos y amigos de personas desaparecidas realizaron un plantón frente al Palacio de Carondelet, la mañana de hoy, miércoles 17 de mayo del 2017.

Según la Asociación de familiares y amigos de personas desaparecidas del Ecuador (Asfadec) a nivel nacional existen 4402 desaparecidos desde enero de 2013 hasta junio de 2016. "Al momento la Fiscalía General del Estado no ha actualizado esa cifra y la que tenemos ahora sabemos que es inconsistente", indicó Telmo Pacheco, presidente de Afadec.

Alexandra Córdova, madre de David Romo, desaparecido hace 4 años, instó a las nuevas autoridades electas a revisar un proyecto de ley referente a la situación de personas desaparecidas.

"A cada uno de los candidatos a la presidencia le entregué el proyecto, ahora espero que se pongan la mano en el corazón y lo viabilicen", señaló Córdova.

Dentro de la propuesta se encuentra la creación de un instituto superior donde se preparen a fiscales y agentes investigadores especializados en este tema. Además de la creación de una secretaría dedicada a personas desaparecidas que permita que exista una veeduría familiar en los procesos de investigación.

Pacheco también señaló que es imperativo que las autoridades que iniciarán este nuevo período analicen la creación de una base de datos de personas que se encuentran en albergues, morgues, cárceles para así agilizar las búsquedas.

"Nadie tiene idea el dolor que uno siente de no saber qué ocurrió con una persona querida", comentó Rodríguez.

En los alrededores de la Plaza caminaban personas disfrazadas que cargaban un espejo en el que hacían que los transeúntes se observaran y se pusieran en el lugar de todos aquellos que sufren por tener un familiar desaparecido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)