11 de March de 2010 00:00

La familia es el gran pilar de Ibarra

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Deportes

Gracias al respaldo de   su esposa Viviana y  de sus hijas  Daniela, Geovanna y Camila, el veterano guardameta Johvani Ibarra dice que hoy saltará al campo de juego sereno y relajado. El Quito recibe al Inter desde las 21:30.

El Quito e Ibarra  viven momentos difíciles. El equipo de la Plaza del Teatro es último en la Copa Libertadores, mientras que  en el torneo nacional apenas ha sumado cuatro puntos.

Hoja de vida
Johvani Ibarra 
El arquero del  Deportivo Quito nació el 8 de septiembre de 1969, en Ibarra, Imbabura - Ecuador.   
Se vinculó a  El Nacional cuando tenía 16 años. Jugó 14 años en el fútbol profesional. Con ese club alcanzó cuatro títulos.
En 2008 llegó a  Deportivo Quito, alcanzando su primer título en ese club.

El arquero, que en diciembre era alabado por ser uno de los pilares del bicampeonato local del Quito, ha recibido críticas por errores cometidos este año.

Una de sus mayores fallas fue el cotejo con Cerro de Uruguay en Montevideo, en el que los azulgranas cayeron por 2-0.

Ibarra soltó un balón que parecía fácil de controlar y cedió un gol. Los reclamos y las crueles burlas que le recordaban sus 40 años en la cédula llovieron.   

Al final del partido,  Ibarra buscó el apoyo de su esposa. Apenas pudo, se comunicó vía telefónica con ella.  “Necesitaba escuchar su voz. Ella es muy amorosa y  sabe cómo calmarme cuando las cosas no me salen bien. Ella solo me pidió calma”, recuerda  Ibarra.

La familia ha sido su bálsamo, como lo fue  en 2007, cuando  fue separado de El Nacional por considerársele demasiado veterano para un club que buscaba renovarse con el DT Jorge Célico. 

“Ese episodio fue duro. En ese equipo me inicié, ahí jugué toda mi vida  y lo consideraba mi familia. Pensaba retirarme porque pensaba que ningún club me llamaría, pero mi esposa me dijo que no perdiera la fe, que todavía alguien podía contar conmigo”.

Lo demás es historia: Carlos Sevilla lo enroló a Deportivo Quito y acabó el año como campeón.

Ahora, Ibarra busca una redención similar. En  el partido de hoy por Copa Libertadores,  Ibarra pretende corregir los errores que cometió en el anterior duelo. Su familia, como siempre, estará en las gradas, apoyándolo.

El golero se considera un crítico de su trabajo. Por ello, después del partido ante el cuadro uruguayo observó el  video del encuentro y apuntó los detalles a mejorar.

“En el fútbol siempre hay cosas que aprender y mejorar. Para eso sirven los entrenamientos”, manifestó Ibarra, quien suma seis títulos  (cuatro con El Nacional y dos con el Deportivo Quito).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)