13 de April de 2010 00:00

Hace falta un líder

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En un debate en la Flacso se expuso tres tesis de la realidad nacional: los "correístas" que piden el cambio de nombre de diario El Telégrafo por El Correógrafo. Los anticorreístas que piden la incineración de todos los símbolos marxistas, chavecistas y populistas. Y los terceros, en aumento poblacional, que son los "ex correístas", que comprende un grupo liderado por los expulsados de los medios públicos o gubernamentales, e intelectuales ingenuos. Esta simbiosis política muestra la realidad de cada familia ecuatoriana que en los almuerzos sustentan sus debates bajo esos tres ejes, tomando partido cada vez con más pasiones. En realidad, para hacer frente a un mal gobierno faltan muchos manifestantes que sientan por primera vez ser ciudadanos en las calles. Que exterminen a los autodenominados "revolucionarios" asalariados de urbe en las mismas calles. Claro que falta un líder que se parezca al pueblo, a ser de a pie. No es la figura, ni el modelo de televisión o los profesores de universidades de ricos. Nos hace falta un líder "feo" y "mestizo" con la inteligencia del pueblo. Hace falta un "cholo" o un "mono" pero que no se engañe ni nos engañe. Hace falta un ecuatoriano que nos reconozca y nacionalice un momento.
Un "montubio" que nos defienda del populismo y la falsa izquierda. Hace falta un experto en ecuatorianismo en su palabra y acciones. Hace falta alguien que mate la tiranía como ya lo hicimos con García Moreno o cuando expulsamos a los populistas Bucaram y Gutiérrez. Hace falta que nazca en las calles y nos haga sentir ciudadanos por primera vez.
Silvana Obando

Demasiados cubanos

Hubo que ver y oír para creerlo. Cubanos pidiendo al Presidente impedir que sigan llegando. Han dejado el “paraíso” comunista para venirse a vivir en la “banana republic” de Correa. ¿Será porque en nuestro país se vive mejor y con más oportunidades?  El Estado haciendo ostentación de nuestra inmensa riqueza, no le importa que un número igual de ecuatorianos pierdan sus trabajos, algo está mal y los que mandan ni siquiera se pronuncian.
Las alabanzas a los hermanos Castro y su “democracia ejemplar” que el Presidente nos hace en sus presentaciones, que ahora dicen son a título personal, son otras de las mentirillas que se nos trata de embutir con tanta propaganda y cadenas nacionales. El abrir nuestras fronteras para que venga quien quiera a Ecuador ha sido un error monumental cuya responsabilidad nadie asumirá. Se deben corregir este y otros errores, no es difícil, solo hay que pisar en el suelo y tomar las medidas en consenso con la ciudadanía.
Washington Cobo

¿Dónde esta la plata?

El Gobierno con la cantidad impresionante de propaganda que como decía ‘Don Evaristo’, ya nos tiene medio curcos. Dice que ha empleado miles de millones de dólares en educación, pero año tras año continuamos viendo con inmensa tristeza cómo  en el primer día de clase, llegan los niños emocionados bien vestidos con zapatos y ropa nueva que seguramente con mucho esfuerzo y sacrificio adquirieron sus padres, y ¡oh! sorpresa entre el lodo, maleza, pedazos de paredes de caña o bloque y techos rotos se encuentran arrumados los destartalados pupitres, asquerosos residuos de baterías sanitarias y patios lodosos que forman un solo cuerpo con el asfalto de una vía de alto tráfico ya que no existe ni cerramiento.
Qué forma tan perversa de minar la autoestima, de pisotear la dignidad con el fin de que un pedazo de lápiz o una migaja de pan, caridades del Gobierno sean recibidas con agradecimiento. ¿Merecen esta ofensa nuestros niños?, ¿merecen este desprecio los padres que se esfuerzan por enviar bien vestidos a sus hijos para que se eduquen?
Vergüenza debería sentir quien con gran alarde publicitario inauguró la escuela del milenio, "mil-única" será, porque la educación como todo lo demás sigue en cero.
Rebeca Estrella Egas

Incongruencia

El doctor Rodrigo Fierro ha llamado a su último artículo: “ya basta, carajo”, al más puro estilo de quien le sirvió para catapultarse a la fama. Esa clase de expresiones eran propias del Ing. Febres Cordero y sirvieron para que el mentado autor le menospreciara. Hoy con un nivel de educación incongruente con su autoproclamado estatus cultural, se refiere, sin respeto alguno, a una parte de la población.

Y lo hace sobre un tema en el que puede tener razón, pues los páramos se van destruyendo gracias a la acción humana, sin duda. Pero no solo por una influencia de conquistadores sobre conquistados, porque al fin y al cabo los incas fueron conquistadores también y sus acciones no constituyen dogma de sabiduría y peor de fe. Entre otras barbaridades la quema de los pajonales, típica de los indígenas, es una de las principales causas de destrucción del ecosistema altoandino.
Basta leer con criterio técnico la cosmovisión
del agua que publica por internet la Conaie para entender que el asunto es para ellos político social y tienen idea vaga de prácticas de manejo y conservación.
Eduardo Jiménez E.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)