24 de diciembre de 2016 00:00

Falsos taxistas asaltan en esta época, alerta la Policía

La Policía implementó seguridades en los exteriores de zonas comerciales, como la Bahía en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

La Policía implementó seguridades en los exteriores de zonas comerciales, como la Bahía en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Reds. Seguridad y Guayaquil (I) 
seguridadec@elcomercio.com

La vigilancia se intensifica en las afueras de las zonas comerciales. Los policías recorren a pie, en motos o en patrullas, pues tienen información de que las bandas comenzaron a operar con falsos taxistas que atentan en contra de los compradores.

En Guayaquil, el jueves pasado (22 de diciembre) ocurrió un hecho que conmocionó a la ciudad. Una pareja no solo fue asaltada en un taxi que tomó al salir de un centro comercial, sino que la mujer dijo que fue agredida sexualmente en el vehículo.

Según consta en la denuncia que ella presentó en la Fiscalía todo habría ocurrido cerca de las 22:00. Ese día, Ana salió junto con su enamorado de un mall y tomó un auto amarillo para regresar a su casa. El conductor los llevó por la ruta que habían pedido y de un momento a otro se desvió por un callejón desolado cerca de un colegio. Entonces, “el chofer le pegó un cachazo con un revólver a mi novio y apareció otro sujeto con un arma y se embarcó”.

Ana, de 32 años, cuenta en su acusación que a ella le quitaron su abrigo, su dinero y su celular y que a su novio lo obligaron a meterse las manos en el pantalón y lo envolvieron la cabeza con cinta para que no viera nada. Posterior, en otro carro aparecieron otros hombres quienes se quedaron parqueados cerca de ellos, para pedirles las claves de las tarjetas de débito y retirar el dinero. Así le robaron las pertenencias.

Investigaciones policiales revelan que las bandas intensifican sus operaciones en estos días. Actúan entre cuatro o cinco personas y usan vehículos con placas robadas o adulteradas para huir con facilidad.

Ofertan ilegalmente carreras, pues no pertenecen a ninguna cooperativa legal.

Cuando logran que se suba una persona se comunican con otros cómplices que aguardan en motos o que están escondidos en puntos específicos. Así asaltan a los usuarios.

El jefe de Operaciones de la Policía, general Ramiro Mantilla, confirmó que estos casos se reportan con mayor frecuencia en Quito y Guayaquil.

En la capital, Carlos Brunis, presidente de la Unión de taxistas de Pichincha, que tiene 7 500 socios, dice que ya se han reunido con la Policía, pues han detectado vehículos de color amarillo sin que pertenezcan a una cooperativa. “Con eso, la posibilidad de que se cometa un delito es grande”.

La Fiscalía advierte que en las épocas de Navidad y Año Nuevo las denuncias por robo a personas “se incrementan”.

En diciembre del año pasado, 895 personas reportaron que fueron asaltadas en el país. Mientras que en la primera semana de este mes van 540.

Ese organismo advierte que en Quito la presencia de taxistas falsos no es nueva, pero se activan en fiestas con estas.

El martes pasado, Carla Palacios tuvo que esperar cerca de una hora hasta que logró embarcarse en uno de los taxis que tenía cámaras y todos los sellos que avalan su operación.

Ella había cobrado recién el decimotercer sueldo y se fue de compras navideñas.

La mujer, de 29 años, contó que el año pasado fue víctima de un robo por esta misma fecha y que no quería vivir la misma experiencia. El hecho ocurrió a mediados de diciembre, luego de que tomara un taxi irregular en los exteriores de un mall, en Guayaquil.

El chofer del vehículo la llevó por unas calles oscuras para asaltarla. El conductor detuvo la marcha y con un cuchillo amenazó a la mujer para que le entregara la cartera y el celular.
Palacios perdió cerca de USD 200, su teléfono y sus documentos. Además, tuvo que bloquear las tarjetas de crédito.

En la Unidad de Flagrancia de Guayaquil las denuncias por robo aumentaron en un 50%. Si en noviembre recibíamos 20 denuncias al día ahora llegamos a 30, sostiene el fiscal William Aguilar.

Los comerciantes y compradores piden mayor resguardo. La Policía confirmó que en estas fiestas 35 000 agentes custodian los barrios y las zonas comerciales del país.

La idea es que no se incremente los asaltos a los transeúntes. El operativo de seguridad de los gendarmes se extenderá hasta el 2 de enero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (0)