22 de enero de 2016 14:46

Falso sacerdote puede enfrentar una pena de uno a tres años de cárcel

El sospechoso se movilizaba por Conocoto, en el oriente de Quito, en un todoterreno sin placas, simulando que era un vehículo del Estado. Foto: Cortesía

El sospechoso se movilizaba por Conocoto, en el oriente de Quito, en un todoterreno sin placas, simulando que era un vehículo del Estado. Fotos: Cortesía Ministerio del Interior

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 33
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 10
Javier Ortega

El 'Padre Mario', como era conocido entre quienes contrataban sus servicios, puede enfrentar una pena de entre uno y tres años de cárcel. Desde hoy, viernes 22 de enero del 2016, el falso sacerdote cumple prisión preventiva.

La Fiscalía de Rumiñahui lo procesó por "usurpación y simulación de funciones públicas", un delito que está en el artículo 287 del Código Integral Penal.

El sospechoso se movilizaba por Conocoto, en el oriente de Quito, en un todoterreno sin placas, simulando que era un vehículo del Estado. Foto: Cortesía

La defensa del sospechoso pidió una medida diferente a la prisión preventiva, pero la jueza Laura López la negó. A Mario se lo investiga por oficiar misas a policías y civiles. Para el Ministerio de Interior, el detenido "lucró y estafó" con esa falsa identidad. Pero no solo fingía ser cura. Tenía un segundo personaje: coronel de la Policía Nacional.

En enero del 2015, Mario fue detenido por conducir en estado etílico en las calles de Ibarra. El agente de tránsito encontró un chaleco policial con su apellido bordado en el pecho.

Además, el jeep que manejaba tenía balizas, sirenas y vidrios polarizados, simulando que es un vehículo del Estado, según consta en el parte policial.

Esos dos dispositivos también confiscó ayer, jueves 21 de enero del 2016, el equipo de Contrainteligencia de la Policía que lo detuvo mientras se movilizaba por Conocoto, en el oriente de Quito.

El sospechoso se movilizaba por Conocoto, en el oriente de Quito, en un todoterreno sin placas, simulando que era un vehículo del Estado. Foto: Cortesía

En Ibarra pasó 30 días detenido por manejar en estado etílico. En ese entonces, el sospechoso aseguró que el chaleco hallado en el jeep era un "regalo" de su "prima hermana", una coronel que actualmente trabaja en Quito. Fue otra historia más de Mario. De hecho, la Policía de Ibarra advirtió que él no era miembro de la institución.

Ayer, durante la operación denominada 'Católico', los investigadores localizaron, otra vez, un chaleco policial en el vehículo del sospechoso. También con su apellido bordado en el pecho.

Además, una maleta con indumentaria eclesiástica, títulos de la Iglesia Católica, hostias, vino de consagrar, el cáliz, un libro con la imagen del Papa Francisco, cédulas de ciudadanía, fotografías, recibos y botellas de cerveza.

El sospechoso se movilizaba por Conocoto, en el oriente de Quito, en un todoterreno sin placas, simulando que era un vehículo del Estado. Foto: Cortesía
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (9)