Los dos fallecidos en Tigüino se dedicaban a la construcción

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Geovanny Tipanluisa. Editor Desde El Coca

La semana pasada colgó en Facebook una foto y escribió que "estaba bien". Solo le faltaba un mes para salir de Tigüino (sector ubicado entre Orellana y Pastaza), pero Juan Carlos Quishpe, de 32 años, falleció el viernes y hoy es velado en El Quinche (Pichincha).

No fue el único. También murió Luis Arceño Pinanjota y quedó herido Édison Quishpe, de 27 años. ¿ Qué exactamente ocurrió? El presidente, Rafael Correa, en el enlace sabatino, precisó que un hombre waorani llevó a su hijo al centro de salud de la comunidad de Tigüino, luego de que el niño se habría ahorcado por accidente con una hamaca.

Pero al recibir la noticia de que ya no se podía hacer nada por su hijo, el hombre waorani arremetió con violencia contra la médica que se lo comunicó, explicó el ministro Coordinador de Seguridad, Fernando Cordero, en Facebook.


Luego, atacó con lanzas a los trabajadores del Consorcio Tigüino Bataboro,  señaló por su parte el Ministerio de Sectores Estratégicos (Micse).

Esta empresa, para la que laboraban Quishpe y Pinanjota, era contratista de Ecuador Estratégico y trabajaba en la construcción del sistema de agua potable de la comunidad. El presidente Correa calificó el incidente como confuso e insistió en que será indagado.

El Micse precisó que el hecho no tuvo nada que ver con la empresa Petrobell, que opera el campo Tigüino cerca de la comunidad del mismo nombre.
Añadió que ante el incidente, otros cinco trabajadores del Consorcio Tigüino Bataboro acudieron a refugiarse en las instalaciones de Petrobell, y aclaró que no se realizan trabajos de sísmica en el sector.

El caso ocurrió en la mañana del viernes y los familiares de Quishpe llegaron en la noche a Coca (Orellana). Ayer, cuatro parientes lloraban en las afueras del hospital local. María Luisa Cadena es madre de Juan Carlos  y de Édison Quish-pe. Este último fue operado y se mantiene estable. Lo que le dijeron los médicos a Luis Cuamacás es que su sobrino Édison fue herido con arma blanca.

Mientras ellos permanecían en Consulta Externa, el cuidador del cementerio y otros familiares colocaban a Juan en el ataúd. Igual hicieron con Pinanjota.Ambos residían en El Quinche y hace dos meses comenzaron a construir tanques de agua en Tigüino.Su madre recordó que Juan ayudaba económicamente en la ­casa.

A las 10:00, un vehículo color plata  ingresó en la IV División del Ejército, en el Coca.

Allí iban un dirigente indígena y un médico que 20 minutos antes estaba en la Fiscalía y decía que había llegado para rendir declaraciones.Wellington Márquez es el fiscal del caso.

El hecho causó preocupación entre la población indígena. El presidente de la Nacionalidad Waorani del Ecuador, Moi Enomenga, señaló que en 10 días tendrán una reunión con las autoridades de Gobierno.

Los dirigentes aclararon que el incidente no involucra a una comunidad sino a una familia.

Sobrelo ocurrido el viernes, los familiares de los fallecidos pidieron que se investigue.

Los cadáveres fueron llevados este sábado en dos camionetas. Édison seguirá en el hospital. A su madre le dijeron que una enfermera lo cuidaría.
La tarde de ayer, el cirujano Byron Serrano enfatizó que Édison podría salir con el alta en 96 horas. Y dio más detalles de cómo ingresó al hospital: “Entró a las 17:15 por el servicio de emergencia. Vino acompañado por un profesional de la salud y llegó emocionalmente alterado”. De inmediato a su ingreso, los doctores le sometieron a una intervención quirúrgica que duró 90 minutos. “Registró una lesión vascular y eso conlleva riesgos de infecciones o nuevos sangrados”. Por ello también se requirieron dos pintas de sangre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)