16 de diciembre de 2014 06:45

26 fallecidos registran las empresas chinas que construyen hidroeléctricas en Ecuador

El proyecto Coca-Codo Sinclair registra un avance del 71%. Se prevé que pueda operar a partir del 2016. Foto: Armando Prado / El Comercio.

Se prevé que el proyecto Coca-Codo Sinclair pueda operar a partir del 2016. Foto: Archivo / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 49
Triste 4
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 1
Alberto Araujo
Redactor

Las empresas chinas que construyen las centrales hidroeléctricas en el Ecuador registran hasta el momento cinco accidentes con obreros fallecidos durante su operación.

Con el derrumbe ocurrido en el proyecto hidroeléctrico Coca-Codo Sinclair la noche del 13 de diciembre del 2014, que dejó 13 fallecidos, ya son 26 obreros que han perdido la vida en la construcción de las centrales de generación. Todos ellos bajo la dirección de empresas chinas.

El primero se dio el 3 de julio del 2012, cuando un bus de la cooperativa Turismo se accidento en la vía al embalse compensador del proyecto Coca-Codo Sinclair mientras llevaba 40 obreros a su frente de trabajo.

Como consecuencia, un trabajador chino y un ecuatoriano fallecieron y otros 38 resultaron heridos. El bus de esta cooperativa contratada por la constructora china Sinohydro ya había tenido otro accidente en el mismo sector al transportar a los trabajadores del que resultaron dos personas heridas.

Un segundo accidente se dio el 8 de agosto del 2013 en el proyecto hidroeléctrico Toachi Pilatón a cargo de la empresa china CWE.

El hecho se dio durante la perforación de un túnel cerca de la vía que comunica el recinto Palo Quemado de Alluriquín. En aquella ocasión una roca cayó sobre un obrero y le provocó la muerte de manera instantánea.

Un tercer accidente se dio 1 de abril del 2014 en el proyecto hidroeléctrico Sopladora, cuando producto de una detonación en el pozo de carga, que conecta con la casa de máquinas, terminó con la vida de cuatro trabajadores chinos.

Técnicos a cargo de la obra construida por la empresa china Gezhouba Group Company indicaron en aquella ocasión que en el mismo proyecto hubo otros tres accidentes anteriores donde murieron otros tres trabajadores.

Un último accidente registrado antes del más reciente del Coca Codo, se dio en el proyecto Delsitanisagua, en Zamora Chinchipe, el 8 de julio pasado.

En aquella ocasión murieron tres ciudadanos chinos trabajadores de la empresa Hydrochina que construye el proyecto como consecuencia del deslave que se dio en un campamento.

En total son 26 trabajadores que han muerto en cinco proyectos hidroeléctricos que construyen en el país empresas chinas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (4)