27 de abril de 2016 14:38

Dos de los cuatro fallecidos en Alluriquín no se han podido identificar

El Comité de Operaciones de Emergencias señaló que dos de los cuerpos no pudieron ser identificados por sus familiares hasta la tarde de este miércoles 27 de abril del 2016. Foto: EL COMERCIO

El Comité de Operaciones de Emergencias señaló que dos de los cuerpos no pudieron ser identificados por sus familiares hasta la tarde de este miércoles 27 de abril del 2016. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Bolívar Velasco

Los cuerpos de las cuatro personas fallecidas por el desbordamiento del río Damas, en Alluriquín, en Santo Domingo de los Tsáchilas, fueron trasladados al centro de ciencias forenses de esta provincia del occidente del Ecuador.

Dos de ellos no pudieron ser identificados por sus familiares hasta la tarde de este miércoles 27 de abril del 2016, según el Comité de Operaciones de Emergencias (COE). Los forenses esperan autorizaciones o a los familiares para proceder con las autopsias en las próximas horas.

Aunque en caso de que no sean identificados no se descarta sepultarlos con la identificación de NN en una fosa común, dijo el administrador del centro forense Jorge Silva. "Los cuerpos pueden ser exhumados cuando un familiar crea que se trata de su pariente. Deben darnos pistas que se aproximen a la identificación, como un tatuaje, cicatriz, etc". El COE informó que una de estas personas podría ser un hombre indigente que vivía debajo de un puente de esa parroquia.

Entre las víctimas también están tres personas desaparecidas, entre ellos un bebé de siete meses de nacido y dos adultos mayores de 80 años y 50 años. Hasta esta tarde que se hicieron las remociones de escombros no se localizaron sus cuerpos.

Los rescatistas del Cuerpo de Bomberos y de la Unidad de Rescate de la Comisión de Tránsito del Ecuador hacen labores manuales para encontrar a las víctimas. Las autoridades dieron estos detalles en una rueda de prensa en el ECU 911. Ahí señalaron que en la parroquia todavía existen 600 personas que no han salido luego de la emergencia.

Los daños en la infraestructura alcanzaron a 80 viviendas según un informe presentado este mediodía (27 de abril) por el COE. Existen 300 personas afectadas, 70 damnificados, 10 heridos y 17 albergados. La gobernadora, Doris Merino, señaló que trabajan en un plan con el Municipio para reubicar de manera definitiva a la población. "No se permitirán nuevas construcciones ni asentamientos que pongan en peligro la vida de las personas".

El ministro Coordinador de Seguridad, César Navas, incluso manifestó que se pidió a las autoridades locales firmeza para cumplir con un plan de evacuación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)