21 de mayo de 2017 14:55

Fallecidos en el accidente de la vía Culebrillas son velados por sus familias

En la capilla del Regimiento Quito se realizó una misa en honor al cabo segundo de Policía Henry José Remache Flores, uno de los seis fallecidos en el accidente. Foto: Belén Merizalde / EL COMERCIO

En la capilla del Regimiento Quito se realizó una misa en honor al cabo segundo de Policía Henry José Remache Flores, uno de los seis fallecidos en el accidente. Fotos: Belén Merizalde / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 34
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
María Belén Merizalde
(I)

Los cuerpos de las seis personas que fallecieron al mediodía del sábado 20 de mayo del 2017, tras el choque entre una volqueta y el vehículo en que viajaban, en la vía Culebrillas, fueron velados durante este domingo 21 de mayo.

Con una misa en la capilla del Regimiento Quito, los compañeros del cabo segundo de Policía Henry José Remache Flores, conductor del automóvil, le dieron el último adiós.

Junto al ataúd del gendarme colocaron el pequeño féretro de su hijo, de 3 años de edad, quien también falleció tras el impacto. En medio del sonido de las trompetas, la esposa del occiso recibió los símbolos de la institución, bendecidos por el sacerdote quien dirigió la ceremonia religiosa.

Los féretros de padre e hijo recorrieron una calle de honor hasta ser colocados en el interior de un auto que los trasladaría hasta la parroquia de Perucho, en donde iban a ser enterrados.

"Hemos perdido a un compañero y la comunidad pierde a un hombre de servicio y de entrega", expresó el teniente coronel Javier Buitrón, quien hace tres días fue precisamente quien realizó el brindis de ascenso del gendarme.

Los familiares de María Flores y sus dos hijos los velaron en vivienda ubicada en el poblado de Tanlahua.

Los familiares de María Flores y sus dos hijos los velaron en vivienda ubicada en el poblado de Tanlahua.

Mientras tanto los familiares de María Flores y sus dos pequeños hijos, los velaron en uno de los cuartos de su vivienda, ubicada en el poblado de Tanlahua, cerca de donde ocurrió el accidente. El otro menor que falleció también fue velado en su hogar, en la misma comunidad.

"Aún tengo hermanos menores de 14 y 17 años que necesitaban mucho de mi madre", comentó Vinicio Ayo, el tercero de 10 hijos de la fallecida.

La mujer se dedicaba a labores de limpieza en casas y sus dos hijos menores asistían a la escuela y hace poco iniciaron sus clases de catecismo, de donde regresaban el sábado antes de que ocurriera la tragedia.

Los familiares de las víctimas esperan que se actúe conforme a la ley para sancionar al responsable de este mortal accidente de tránsito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (4)