14 de agosto de 2017 15:14

Un coche irrumpe en una pizzería cerca de París y causa la muerte de una niña 

La gendarmería francesa establece un perímetro el lunes 14 de agosto de 2017 alrededor del pueblo de Sept-Sorts (Francia). Foto: EFE

La gendarmería francesa establece un perímetro el lunes 14 de agosto de 2017 alrededor del pueblo de Sept-Sorts (Francia). Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
y AFP

Una niña falleció cuando un automóvil atravesó la vitrina de una pizzería de la periferia de París el lunes, 14 de agosto del 2017, por la noche, mientras que las primeras declaraciones del conductor “permiten descartar la pista terrorista”, indicaron las autoridades.

Al parecer, el sospechoso, que fue detenido poco después de los hechos, habría querido suicidarse, según una fuente judicial.

El arrestado irrumpió con un automóvil en la vitrina de una pizzería situada en la localidad de Sept-Sorts, al este de París, en el departamento de Seine-et-Marne, según la fiscalía de Meaux.

Una niña de 13 años, y no de ocho como se indicó en un primer momento, “murió”,dijo a al cadena de televisión BFMTV el portavoz del Ministerio de Interior, Pierre-Henry Brandet.

“Otras cuatro personas están en estado muy grave y tres, más levemente” heridas, agregó.

El hermano pequeño de la joven fallecida es uno de los heridos graves y su pronóstico vital es comprometido, informó la gendarmería.

Según la fiscalía de Meaux, se trataría de un “acto deliberado” pero que “a priori, [no tiene] nada que ver con un acto terrorista”.

Las primeras declaraciones del hombre detenido “permiten descartar la pista terrorista", precisó asimismo una fuente judicial.

El hombre, nacido en 1985, no era un “desconocido para los servicios de inteligencia y para la justicia”, precisó Brandet.

El hombre, que conducía el auto, declaró “haber intentado ponerle fin a su vida sin éxito anoche [domingo]. Habría decidido volver a hacerlo de esta forma”, señaló la fuente judicial.

Los hechos tuvieron lugar en un contexto de fuerte amenaza terrorista en Francia y cinco días después de un ataque perpetrado precipitando un vehículo contra un grupo de militares en Levallois-Perret, en la periferia de París.

Desde 2015 Francia ha sufrido una ola de atentados que han dejado 239 muertos.

El arrestado irrumpió con un coche en la vitrina de una pizzería situada en la localidad de Sept-Sorts, al este de París, en el departamento de Seine-et-Marne, según la fiscalía de Meaux.

Al parecer, el sospechoso, que fue detenido poco después de los hechos, habría querido suicidarse, según una fuente judicial.

Una niña de cerca de 12 años murió y otro menor de tres años está gravemente herido. Otras cuatro personas tienen lesiones graves y ocho resultaron con heridas leves, indicó el ministro del Interior, Gérard Collomb, en un comunicado.

“No hay ninguna duda posible sobre el hecho de que decidió voluntariamente” cometer este acto, afirmó el fiscal auxiliar, que indicó que es “muy posible” que el conductor se encontrara bajo los efectos de estupefacientes.

El hermano pequeño de la joven fallecida es uno de los heridos graves y su pronóstico vital es comprometido, informó la gendarmería.

El niño fue trasladado en helicóptero al hospital pediátrico Necker de París. En tanto siete personas tuvieron que ser atendidas por un dispositivo de atención psicológica movilizado al lugar.

‘Había decidido ponerle fin a su vida’

El hombre, nacido en 1985, era un “desconocido para los servicios de inteligencia y para la justicia”, precisó a la AFP el portavoz del ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet.

“Los primeros elementos no apuntan hacia una acción terrorista”, agregó.

El hombre, que conducía un BMW, declaró tras ser detenido que “había decidido ponerle fin a su vida sin éxito anoche [domingo]. Habría decidido volver a hacerlo de esta forma”, señaló una fuente judicial.

“Esta noche, pienso en las víctimas y en sus familiares. Gracias gendarmes y servicios de rescate por su movilización. #SeptSorts” , dijo en Twitter el presidente francés, Emmanuel Macron.

El ministro del Interior expresó sus condolencias a la familia de la niña fallecida, expresando su profunda “ aflicción ” también en nombre del presidente y del primer ministro, Edouard Philippe.

Un importante dispositivo de seguridad fue implementado en el lugar. La prensa fue mantenida fuera de la localidad, una municipio rural.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)