1 de November de 2009 00:00

La FAE se equipó más con la emergencia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

Luego del ataque colombiano a Angostura, el 1 de marzo de 2008, las Fuerzas Armadas tuvieron una oportunidad única. Se declaró la emergencia y se abrieron las puertas para comprar equipos y armamento.

Las más beneficiadas fueron la Fuerza Aérea y la Marina, que en menos de un año adquirieron 24 aviones de combate Súper Tucano, siete helicópteros tácticos Dhruv, cuatro radares para la frontera norte, seis aviones no tripulados, 14 lanchas de combate, ametralladoras, fusiles...

Y se amplió el espectro de compras y de donaciones que recibirán las FF.AA. a aviones de transporte, de combate y de entrenamiento, helicópteros, entre otros.

En ese sentido, las adquisiciones son tan variadas como los países proveedores: India, China, Brasil, Chile, Israel, Sudáfrica, Venezuela y Rusia.

No obstante, esto se contradice con el Plan Estratégico que estableció la FAE para 10 años. Este documento se diseñó en 2002 y determina que se deben homologar las tecnologías de las aeronaves para que sean compatibles entre sí. “Cuando hay variedad de equipos se debe hacer un esfuerzo logístico muy grande y eso resulta caro. Porque se necesita personal diferente para pilotear cada nave, repuestos distintos”, afirmó Jorge Gavela, el ex comandante de la FAE.

Así, Ecuador tendrá seis aviones Mirage 50, que fueron donados por Venezuela, siete aviones K-fir y 12 aviones Cheetah, que serán comprados a Sudáfrica.

En esto se invertirán entre USD 70 millones, que se suman a los casi USD 280 millones, que se pagaron a Brasil por los 24 aviones Súper Tucanos.

Según el comandante de la FAE, Rodrigo Bohórquez, se requieren USD 4 millones para poner en operación a los aviones. Se deben reparar los radares y los sistemas de comunicación.

Asimismo, el jefe del Comando de Operaciones Aéreas, Alonso Espinoza, dijo que el costo de la hora de vuelo de cada avión cuesta cerca de USD 5 000 y se espera que vuelen 300 horas al año, lo que significa un costo de USD 1,5 millones.

Las naves fueron donadas como parte de los acuerdos de cooperación que se firmó entre Ecuador y Venezuela. Pero además, los Mirage 50 estuvieron parados porque no tenían repuestos para arreglarlos. Estos aviones  son de fabricación francesa, aunque parte de sus repuestos es comercializada por EE.UU, que impuso a Caracas un embargo de armas: tiene prohibido adquirir armamento fabricado, con componentes o tecnología estadounidense.

“No entiendo cómo aviones, que son más viejos que los que tenemos pueden mejorar la capacidad operativa. Sé que fueron repotenciados, pero habría que ver con qué tecnología”, manifestó Gavela.

Esa sanción fue impuesta el 15 de mayo pasado, porque supuestamente Venezuela no colabora lo suficiente en la guerra contra el terrorismo en la región.  Ecuador sí puede adquirir refacciones.

El mes pasado, el presidente Rafael Correa dijo que Ecuador no está “recibiendo chatarra” y que según los informes de Venezuela, los aparatos “fueron totalmente repotenciados y reconstruidos en 1996”. “Apenas han pasado 13 años”, afirmó el Mandatario.

A estos aviones se unen los helicópteros Dhruv que fueron comprados a India. Uno de ellos se estrelló el martes pasado, durante una demostración de vuelo por el 89 aniversario de la FAE.

La nave operaba hace  seis meses y quedó inservible. Por lo que Ecuador anunció que se hará efectivo el seguro para que se reponga la aeronave. Sin embargo, esto fue el detonante para que los cuestionamientos por la compra del helicóptero salgan a la luz.

Según las investigaciones, las naves no cumplían con los requisitos establecidos en las bases para la adquisición, como tener motores nuevos, certificaciones de vuelo internacionales...

Los siete helicópteros costaron USD 50,7 millones, que incluyen mantenimiento y capacitación para los pilotos. Pero solo cinco estaban en el país. Los otros dos restantes llegarán en diciembre.

Asimismo, se comprarán 12 aviones Cheetah a Sudáfrica. Estas aeronaves fueron dadas de baja hace un año, porque la Fuerza Aérea de ese país compró 28 aviones Saab. Estas aeronaves son actualizaciones del avión Dassault Mirage III. Las mejoras fueron hechas por la firma Atlas Aircraft Corporation de Sudáfrica y serán vendidas a Ecuador por  USD 35 millones.

Además, se comprará a China cuatro aviones MA-60, para reemplazar a los Avro de transporte. Las naves costarán USD 60 millones y llegarán a finales del próximo año al país. Estas naves han sido criticadas, pues solo las tiene la Fuerza Aérea China y la Fuerza Aérea Boliviana.

Pero estas no serán las únicas compras de aeronaves. La semana pasada, el ministro de Defensa, Javier Ponce, anunció que se adquirirán dos helicópteros MI-17 a Rusia por USD 22 millones, para el Ejército. Y seis aviones no tripulados, pero estratégicos, no tácticos, como los que se adquirió a Israel, para la Marina.

Todavía no se define cuándo se concretarán las compras ni los plazos para la entrega. Estas adquisiciones no se realizarán con concurso público, porque forman parte de la emergencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)