27 de febrero de 2018 16:01

La fábrica que se incendió en Guamaní colapsó casi por completo

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 57
Indiferente 0
Sorprendido 8
Contento 7
Diego Bravo
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las llamas alcanzaron los 25 metros de altura durante el incendio estructural en una fábrica de colchones ubicada en el parque industrial San Pablo de Turubamba, sur de la capital. Este ocurrió a las 12:24 hoy, 27 de febrero del 2018.

A la emergencia acudieron 40 efectivos del Cuerpo de Bomberos de Quito, 10 vehículos contra incendios, 2 ambulancias y 4 motocicletas. El coronel Manuel Sánchez, comandante subrogante de esa institución, informó que la fábrica colapsó casi en su totalidad. Pasadas las 13:00, las llamas fueron controladas por los casacas rojas.

También se evitó que se propaguen a otros galpones de la empresa. La zona fue cercada por seguridad. Cristian Rivera, técnico de riesgos del Municipio, informó que 1 174 personas fueron evacuadas de esa zona. Ellos son los estudiantes de una escuela cercana y empleados de industrias aledañas al sitio de la emergencia. Se atendieron seis casos de crisis de pánico de gente que se asustó al ver el humo y las llamas. Recibieron atención psicológica inmediata.

No hubo heridos. La Unidad de Investigación de Incendios de los Bomberos se encargará de analizar las causas del incendio.

Desde la avenida Maldonado se observó una columna de humo y la gente estaba asustada. Según Rivera, en el parque industrial sur funcionan aproximadamente 30 industrias y la evacuación era prioritario cuando se reportó la emergencia.

Carlos Ayala, gerente de producción de la fábrica, contó que el hecho se produjo mientras el personal almorzaba en el comedor. Luego evacuaron por el patio. "Todo era normal. Después, alguien dijo que había humo, abrimos la puerta y todo estaba obscuro".

La fábrica cuenta - indicó Ayala- con 40 empleados aproximadamente, quienes viven en los alrededores del complejo industrial destruido. Mientras los Bomberos apagaban el fuego, ellos observaban a lo lejos cómo su sitio de trabajo se destruyó. Unos lloraban porque temían perder sus trabajos. Otros les abrazaban para tranquilizarlos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (4)