22 de enero de 2016 16:00

Tres extranjeras procesadas por el incendio reportado en el Hotel Carrión

Un incendio se registró en el Hotel Carrión, donde se encuentran 54 extranjeros. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Un incendio se registró en el Hotel Carrión, allí se encontraban 54 extranjeros. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 33
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 2
Javier Ortega

Tres ciudadanas extranjeras figuran como presuntas responsables del incendio reportado la noche del miércoles 20 de enero del 2016 en el denominado Hotel Carrión.

El lugar, que es un albergue para extranjeros en proceso de deportación, está ubicado en las calles Versalles y Carrión, en el centro norte de Quito. Las llamas consumieron el segundo piso del inmueble, en un 60%.

Las autoridades judiciales procesaron a las sospechosas bajo la figura penal de 'incendio'. En el artículo 364 del Código Integral Penal se dice que "la persona que incendie los bienes o lugares enumerados en el presente artículo, será sancionada con penas de 10 a 13 años":

1) embarcaciones, aeronaves, transporte terrestre, almacenes, astilleros, edificios o cualquier otro lugar que sirva de habitación y mantenga en su interior a una o más personas en el momento del incendio.

2) A todo lugar, incluso inhabitado, que contenga depósitos de pólvora u otras materias explosivas.

Una de las extranjeras recibió arresto domiciliar por su estado de gestación; es decir deberá volver al Hotel Carrión. Las otras dos mujeres están con prisión preventiva.

Por el Hotel Carrión también pasó Manuela Picq, pareja del presidente de la Ecuarunari, Carlos Pérez Guartambel, en agosto del año pasado.

Sobre este centro de acogida temporal, la extranjera escribió que "se llama hotel pero funciona como cárcel. Estamos encerrados en cuartos y tenemos horarios de salida al patio (hoy dos veces media hora). Hombres y mujeres en pisos separados".

El Ministerio del Interior, en cambio, ha asegurado que "este centro deja atrás el trato infrahumano que recibían quienes estaban en proceso de deportación en los Centros de Detención Provisional o en los calabozos de la Policía de Migración".

Y ha precisado que mientras se tramita la deportación, los extranjeros tienen "atención médica, odontológica, psicológica, psiquiátrica, asesoría jurídica, trámites administrativos y otros. Además de cafetería, lavandería, espacios verdes y terraza para actividades recreacionales”.

El denominado Hotel Carrión opera desde enero del 2013.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (4)