7 de July de 2009 00:00

La extradición de Morett lleva 5 meses

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial
judicial@elcomercio.com

La Cancillería  enviará hoy a la Embajada de Ecuador en México  todos los documentos del expediente en contra de Lucía Morett.



Los casos de Angostura
Por el bombardeo   a Angostura  se  iniciaron  tres procesos en Ecuador. Uno en contra del ex ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, por el delito de asesinato a 25 personas.
El segundo se entabló en   contra de las tres sobrevivientes del ataque: Morett, Martha Pérez y Doris Bohórquez. Las dos últimas están asiladas en Nicaragua, por disposición del gobierno de Daniel Ortega. El tercer expediente  es por las  reuniones del ex subsecretario de Gobierno, Ignacio Chauvín, con el ex líder de las FARC, Raúl Reyes. El creador de la Brigada Simón Bolívar, para Alianza País, será llamado a declarar.
Chauvín además  está acusado de ser supuestamente el cómplice de una organización internacional que comercializaba droga de las FARC en Estados Unidos y México. La semana pasada fue liberado, aunque el juicio en su contra sigue.

El Ministerio de Relaciones Exteriores lo anunció ayer, tras reunir y certificar los documentos del juicio contra la mexicana. El  requisito es básico para   el trámite  de extradición. No obstante, el proceso lleva cinco meses.

Morett está acusada de atentar contra la seguridad interna del país porque estuvo en el campamento de las FARC en Angostura. El 1 de marzo de 2008, ella  y las colombianas Doris Bohórquez y Martha Pérez fueron las únicas sobrevivientes del bombardeo colombiano. En ese ataque fallecieron 25 personas, entre ellas el ex líder de la guerrilla, Raúl Reyes, cuatro estudiantes de la UNAM de México  y el ecuatoriano Franklin Aisalla.
 
Morett fue hospitalizada en el Hospital Militar de Quito hasta que recibió asilo  del Gobierno de Nicaragua, a donde viajó el 16 de abril de 2008, casi un mes antes de que el Juzgado Tercero de lo Penal de Sucumbíos ordenara su prisión (13 de mayo de 2008).

Tras una corta estadía en el país centroamericano, regresó a México, donde también se inició una querella en su contra,  por sus  nexos con las FARC.

Ese proceso no avanzó en la Procuraduría de su país;  en febrero de este año, el Partido del Trabajo (PT) la postuló al Congreso de México, como diputada plurinominal, en el Distrito Federal.
 
A la par, también en febrero, la Justicia de Sucumbíos solicitaba su extradición. Ese trámite llegó a la Cancillería  en mayo, luego de que el presidente Rafael Correa dijera que el caso   Morett “no quedará en la impunidad”. 

En un primer paquete, la Cancillería remitió a México  la orden de prisión, el auto de llamamiento a juicio que emitió el Juzgado Tercero de lo Penal de Sucumbíos, la acusación  de la Fiscalía, entre otras evidencias.

Sin embargo, estos documentos no fueron suficientes para ejecutar la extradición. El Gobierno mexicano solicitó todo el expediente del proceso judicial. El proceso es voluminoso, con  16 cuerpos y 1 457 fojas, que se remiten hoy.

Pero la extradición pudiera truncarse. Las elecciones para el Parlamento mexicano se efectuaron el domingo y, si Morett obtuvo un escaño, adquirirá inmunidad, no solo para las investigaciones en Ecuador y en México, sino para la orden de captura divulgada el viernes por Interpol, por un nuevo juicio abierto en Colombia.



25 personas
fallecieron en el ataque colombiano a Angostura. Hubo tres sobrevivientes.

El Juzgado 32 Penal de Bogotá emitió la orden de prisión contra la mexicana, por los delitos de  concierto para delinquir con fines terroristas, financiación del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas.

Los hechos que la involucran son sus visitas al campamento de Reyes en Ecuador. Según el libro de control militar de Santa Cecilia, Sucumbíos, el  19 de febrero de   2008, los soldados reportaron la presencia de los  mexicanos  Morett,  Juan González, Verónica Velásquez,  Soren Avilés y Fernando Franco. Los últimos cuatro fallecieron en el bombardeo.

Ese día los acompañaba el cubano-mexicano Dagoberto Díaz, supuesto tesorero de la célula mexicana de apoyo a las FARC.  Según un informe de Inteligencia militar,  los extranjeros cruzaron el control  de Santa Cecilia,   luego de permanecer en el campamento de Reyes y se dirigieron a Quito.

Ellos supuestamente llevaron el video en el que Reyes daba la bienvenida al Congreso de la Coordinadora Bolivariana en Quito. Luego de ello, el 28 de febrero, los mexicanos regresaron a Angostura, que horas después fue bombardeada por Colombia.

Otra evidencia es que el 8 de marzo, durante su estadía en el Hospital Militar, Morett recibió las visitas de  Díaz y Gabriela Mejía (supuesto nexo de las FARC en México), que se hicieron pasar como voluntarios de la Aldhu.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)