10 de diciembre de 2014 11:57

Expresidente polaco reconoce centros de detención, pero desconocía torturas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El expresidente polaco, el socialista Aleksander Kwasniewski, reconoció hoy, 10 de diciembre del 2014, que Estados Unidos utilizó durante parte de su mandato instalaciones militares polacas para fines de seguridad, aunque aseguró que desconocía que allí se hubiesen practicado torturas a presuntos terroristas de Al Qaeda.

Las declaraciones de Kwasniewski, quien hasta hoy negaba taxativamente la existencia de centros de detención de la CIA en su país, llegan después de que ayer el Senado de EEUU publicase un informe sobre las torturas de la CIA a sospechosos de pertenecer a Al Qaeda.

El documento ha generado polémica en Polonia, uno de los Estados donde EE.UU. habría contado con una cárcel secreta entre diciembre de 2002 y finales de 2003.

El expresidente admitió que después de los ataques terroristas que sufrió EE.UU. en 2001 se elevó "el nivel de cooperación en la lucha contra el terrorismo", lo que permitió a los servicios de seguridad estadounidenses utilizar las instalaciones polacas de Kiejkut, cerca de Szczytno, "de acuerdo a esa cooperación en materia de inteligencia".

"Nosotros teníamos derecho a pensar que EEUU actuaba dentro de los márgenes de la ley", precisó Kwasniewski en declaraciones a medios locales. Por su parte, el ministro de Defensa polaco, Tomasz Siemionak, señaló tras la publicación del informe que "algunos secretos deben ser respetados", aunque recordó que "también se debe respetar la legalidad".

Para Siemionak, el documento del Senado estadounidense genera 'dudas' en los países aliados de Estados Unidos. Según ese informe, la Agencia Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) llevó a cabo prácticas de interrogatorio 'más brutales' de lo que había admitido en los años posteriores a los ataques del 11-S.

La Fiscalía polaca, que desde 2008 investiga la existencia de prisiones secretas de la CIA en Polonia, ha anunciado que pedirá al Senado el informe. Polonia, recordó el exministro de Exteriores Radoslaw Sikorski en declaraciones a la prensa, "es el único país (entre los sospechosos de albergar estos centros secretos de detención) que está llevando a cabo una investigación sobre los hechos".

De hecho, para el ahora presidente de Polonia, Bronislaw Komorowski, las conclusiones del informe del Senado estadounidense deben servir a la Fiscalía para 'profundizar' en esa indagación. Por su parte, la actual jefa del Gobierno polaco, la liberal Ewa Kopacz, defendió desde Bratislava la necesidad de transparencia y subrayó que las conclusiones elaboradas por el Senado de EEUU "no afectarán a las buenas relaciones entre Varsovia y Washington".

En julio el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Polonia a indemnizar con más de USD 134 000 a dos hombres de nacionalidad saudí, Abu Zubaydah y Abd al Rahim al Nashiri, que demandaron al país centroeuropeo por ser sometidos a tratos crueles en una instalación secreta de la CIA en territorio polaco. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)