19 de mayo de 2017 00:00

1% de exportaciones tiene alta tecnología

Agrodiagnostic es una firma con alta agregación tecnológica. Foto: Julio Estrella/EL COMERCIO

Agrodiagnostic es una firma con alta agregación tecnológica. Foto: Julio Estrella/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 3
Carolina Enríquez
y Redacción Guayaquil (I)

Ecuador todavía es un país primario exportador; es decir, aún depende de las ventas de materias primas como petróleo, banano, cacao o camarón.

En el Plan del Buen Vivir vigente se estableció como meta incrementar el peso de las exportaciones de los productos industrializados al 50% para el presente 2017. Sin embargo, en el primer trimestre del 2017 estos envíos apenas representaron el 22% del total exportado.

El Banco Central empezó a desagregar las ventas de los productos industrializados, desde las materias primas con algún grado de calor agregado hasta las manufacturas que incorporan baja, media y alta tecnología. En el primer grupo están vegetales procesados, conservas, aceites, etc., que representaron el 16% de los exportaciones totales del país al exterior durante el primer trimestre del presente año.

Otro 3,41% fue de manufacturas que incorporan un bajo y medio grado de tecnología. En este grupo están, por ejemplo, algunas cerámicas, automotores, pinturas, cosméticos, llantas, cuero y calzado.

En tanto, menos del 1% de los envíos totales del país tiene alta tecnología. En este grupo están bienes eléctricos, fármacos, etc.

Los ingresos que dejó la exportación de algunos productos industrializados crecieron en los últimos 10 años, pero no lo suficiente para alcanzar la meta del Gobierno. Este Diario consultó el tema al Ministerio de Comercio Exterior el 11 de mayo pasado, pero aún no ha respondido.

Del lado de los empresarios, la explicación tiene varios componentes: falta de personal con mayor capacitación, barreras para acceder a los mercados, apreciación del dólar que encarece la oferta nacional, altas inversiones que se requieren en la cadena de producción, entre otros.

Un informe del Ministerio Coordinador de Talento Humano, denominado ‘Especialización Tecnológica de las Exportaciones ecuatorianas, del 2013’, ubica al procesamiento de atún dentro de las ventas cuya manufactura tiene como base los recursos naturales.

Este sector, según el documento, requiere de una cantidad importante de personal para cumplir con los procesos de producción y exportación.

Tecopesca, industria exportadora de atún, incluyó en sus inversiones la capacitación de sus trabajadores operativos y del Área de Innovación. Además, entre el 2015 y el 2016, la firma invirtió entre USD 10 millones y 12 millones, tanto en tecnología como en infraestructura vinculada con estas mejoras. El 50% del capital fue para maquinaria, software, etc.

Con ello, la empresa diversificó su portafolio, que incluye atún en conserva y comida preparada. La firma considera que tiene diferentes grados de tecnología en sus procesos.

Para Daniel Legarda, titular dela Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), la clasificación por incorporación tecnológica sirve para hacer un diagnóstico y analizar posibles soluciones para el sector. Pero cree que no se deben
encasillar las exportaciones.

Los envíos del país -dijo- ­deben analizarse por sus cadenas de valor e, incluso, tomar en cuenta que hay exportaciones de bienes primarios que incorporan investigación científica y tecnología.

Agrodiagnostic, que se dedica al desarrollo de productos biológicos con base en microorganismos, por ejemplo, cuenta con alta tecnología. Sus productos requieren grandes inversiones en temas científicos, mano de obra especializada, etc., indicó la microbióloga Karla Garcés, propietaria.

La empresa invirtió USD  60 000 en capacitación y trabajo en laboratorios y USD 120 000 en equipos, el 2016. Su primera exportación la hará a Guatemala en junio y su mayor reto ha sido encontrar mercados. Por eso ha invertido en viajes y envíos de muestras.

Edesa, que exporta grifería sanitaria a 19 países, incorporó tecnología en sus procesos gracias a alianzas estratégicas con firmas internacionales y a una inversión de USD 5 millones en los últimos tres años. La fábrica de café Solubles Instantáneos invierte USD 1 millón al año en máquinas y equipos.

Pero ser competitivos no solo depende de la calidad sino de que el producto atraiga al consumidor. En el Ecuador, por ejemplo, no hay variedad de envases de vidrio, dice Jorge Salcedo, gerente de la firma.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)