13 de febrero de 2017 19:00

Las exportaciones de Ecuador bajaron 8% en el 2016; las importaciones se desplomaron 24%

Según un boletín del 25 de enero del 2017 enviado a importadores, al que este Diario accedió, para este año ya no rigen los cupos para celulares. Foto: Archivo / EL COMERCIO

A partir de enero del 2017 dejaron de regir los cupos a las importaciones de celulares y vehículos. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 21
Triste 3
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 11
César Augusto Sosa

El comercio exterior de Ecuador se contrajo durante el 2016 por partida doble. Las ventas al exterior cayeron 8%, básicamente por la reducción de los precios del petróleo, y las importaciones se desplomaron un 24% en todas sus divisiones: bienes de consumo, materias primas, bienes de capital y combustibles.

La mayor caída de las importaciones se tradujo en una menor salida de dólares de la economía nacional, lo cual explica el superávit en la balanza comercial (diferencia entre exportaciones e importaciones) de USD 1 247 millones al cierre del año. En el 2015, en cambio, hubo un déficit de 2 130 millones, según datos publicados este 13 de febrero del 2017 por el Banco Central del Ecuador.

Las ventas de petróleo llegaron a USD 5 459 millones el 2016, un 18% menos que el año previo, confirmando así el fin del ‘boom’ petrolero que vivió Ecuador por casi una década. Sin embargo, pese a la caída de precios, el petróleo se mantuvo como el principal producto de exportación del Ecuador durante el 2016, con el 30% de participación en el total de las exportaciones, casi el doble respecto al banano o el camarón, que fueron los productos no petroleros más vendidos en el 2016. Durante los años de la bonanza petrolera (2007-2014), las exportaciones de este hidrocarburo representaron, en promedio, el 52% de las exportaciones del país.

De lado de las importaciones, la vigencia de cupos, salvaguardias y otras restricciones al comercio rindieron sus frutos. Inicialmente, el objetivo del Gobierno fue limitar la entrada de productos que competían con los nacionales, luego decidió ampliar la medida a otros sectores para equilibrar la balanza comercial, poniendo énfasis en bienes de consumo como televisores, ropa, celulares, vehículos, entre otros. Los empresarios, básicamente del sector comercial, reclamaron por la medida pero no tuvieron mayor eco.

Lo mismo hicieron los industriales, logrando una flexibilización parcial para la importación de varias materias primas.Al final del 2016, una mezcla de restricciones al comercio y la crisis económica se reflejó en un desplome de las importaciones ecuatorianas. No se salvó ningún sector: las compras de bienes de consumo bajaron 24%, las materias primas 17%, los bienes de capital 26% y los combustibles 37%.

Entre los sectores más afectados por las restricciones estuvieron el automotor y la construcción. La importación de equipos de transporte, por ejemplo, cayó 32% el año pasado respecto al 2015, mientras que la compra de materiales de construcción se redujo 38%.

A partir de enero del 2017 dejaron de regir los cupos a las importaciones de autos y celulares y, hasta junio del presente año se prevé el desmontaje total de las salvaguardias. Si bien es previsible que el efecto de estas medidas sea un aumento de las importaciones, la crisis económica no se ha superado, lo cual puede actuar como un freno natural a las importaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (1)