4 de agosto de 2014 00:00

Protección a más de 100 productos agropecuarios en el acuerdo con la UE

El país logró protección para la leche líquida. Este sector es sensible pues se sustenta en una economía de tipo familiar. Foto: Archivo EL COMERCIO

El país logró protección para la leche líquida. Este sector es sensible pues se sustenta en una economía de tipo familiar. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 17
Contento 0
Carolina Enríquez. Redactora

Al menos 100 productos del país, considerados sensibles por los sectores agrícolas y ganaderos, estarán protegidos una vez que entre en vigencia el acuerdo comercial entre Ecuador y la Unión Europea.

Ese fue uno de los acuerdos que sellaron los equipos negociadores el pasado 17 de julio. La mesa agrícola, sobre la cual estaban puestos los ojos de varios sectores con peso económico y político dentro del país, fue la última en cerrarse.

“La lista cubre más de 100 productos sobre los cuales se lograron exclusiones totales y parciales”, indicó a este Diario Roberto Betancourt, jefe negociador ecuatoriano.
Entre estos ítems se encuentran carnes y derivados de vaca, carnes y derivados de aves, cortes de cerdo, soya, cereales y sus derivados, papas frescas...

En el caso de leche en polvo, lactosueros, papas congeladas, balanceados, leche evaporada, leche condensada, embutidos cocidos, etc., se establecieron cupos. Esto quiere decir una cantidad de productos que pueden ingresar a un país en un volumen fijo o creciente, durante cierto período de tiempo.
Para Luis Andrango, integrante de la Federación de Organizaciones Indígenas, Campesinas y Negras (Fenocin), crítico del acuerdo, el ingreso en grandes cantidades de estos productos podría impactar en los campesinos nacionales debido a que estos no pueden producir en el mismo volumen que sus pares europeos.

Los productores de la UE tienen mejores condiciones de producción, lo cual les permitiría ingresar al Ecuador productos en mayor cantidad y precios mucho más bajos.
El Gobierno asegura que esto no es así porque el ingreso de esos productos será limitado. “Los niveles de contingentes otorgados a estos productos apenas representan entre el 0,18% y el 3% de la producción nacional”, indicó el jefe negociador ecuatoriano.

Esta explicación no convence a diversos sectores sociales, que exigen mayor transparencia sobre los textos negociados por el país. Desde el cierre del proceso no se ha hecho público el contenido del texto, ni se ha explicado su alcance global.
Los únicos que han sido informados sobre el proceso han sido los representantes del sector empresarial, quienes el pasado 24 de julio mantuvieron en Quito una reunión con el ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira.

Uno de estos agremiados, quien prefirió la reserva, dijo que se hizo una exposición general sobre lo negociado y sobre la protección para los productos sensibles, entre los que están los agrícolas.
Un panorama más claro podría evitar que se generen conflictos similares a los que sucedieron en Colombia en el 2013, cuando el sector agrícola inició un paro que duró más de un mes, en protesta por el ingreso de productos de EE.UU. y de la UE tras los acuerdos, así como la falta de políticas de apoyo.

Para Víctor López, presidente de la Cámara de Agricultura de la Primera Zona, es difícil que esa situación se repita localmente, debido a las protecciones logradas por el país.
Uno de los sectores que mayor cuidado debía recibir es el lácteo, ya que sus productores son familias, de entre cuatro y cinco miembros, que trabajan de forma artesanal.

Esta es la diferencia, según Andrango, con los campesinos europeos, quienes se manejan como empresas. A eso hay que sumar los subsidios estatales. Ante esto, Betancourt señaló que se acordó con la UE que esta eliminará el subsidio a sus exportaciones de leche.
Para Ecuador habrá exclusiones totales a quesos frescos y mantequilla aunque parte de la producción europea de derivados de lácteos no impacta en el país por sus altos costos. Un ejemplo de estos son los quesos maduros, para los cuales, además del contingente se aprobó una reducción de aranceles en un período de 17 años.

Para otros productos no lácteos como los embutidos curados o ahumados de chancho también habrá contingente y un desgravación en 15 años.
Productos como arroz, azúcar y maíz quedaron totalmente excluidos. Pero el país logró un acceso directo a la UE a través de contingentes, sin pago de aranceles, apenas entre en vigencia el acuerdo. Por ejemplo, se podrá enviar 10 000 toneladas de azúcar blanca.

En contexto

Durante el paro campesino en Colombia, atribuido a los acuerdos comerciales firmados con EE.UU. y la UE, los dirigentes indicaban que desde estos sitios se exportaba a precios por debajo de los costos de producción, con lo que los campesinos no podían competir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)