23 de enero de 2017 22:00

Exjueza Collantes no llamó a ningún poderoso tras denuncia, según Fiscal provincial del Guayas

La exjueza Lorena C. se mostró relajada mientras acudió a rendir su declaración por los incidentes contra policías en Guayaquil. Ella pidió disculpas a la ciudadanía por ese altercado. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

La exjueza Lorena Collantes se habría contactado con miembros de su familia y no con funcionarios públicos, tras una denuncia por supuesto escándalo público, dijo la fiscal del Guayas Patricia Morejón. Foto: Archivo Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 689
Triste 3
Indiferente 8
Sorprendido 42
Contento 31
Stives Reyes
(I)

Patricia Morejón, fiscal provincial del Guayas, informó que archivará la investigación por supuesto tráfico de influencias contra la exjueza, Lorena Collantes, luego de que las indagaciones determinaron que “no habría llamado a ningún poderoso”.

Morejón dijo este lunes 23 de enero del 2017 que tras solicitar a los operadores de celulares, los números a los que la exjueza llamó el 17 de noviembre de 2016, se estableció que ninguno pertenecía a algún funcionario público sino a integrantes de su familia.

La fiscal provincial del Guayas indicó que según el informe de las operadoras, Collantes llamó a su mamá, a su hermana y a otras personas más que no ejercen cargo público por lo cual ha decidido archivar el pedido de iniciar un proceso por tráfico de influencias.

Esta petición fue solicitada por la defensa de los policías que detuvieron a la exmagistrada, el pasado 17 de noviembre del 2016, luego de que ella protagonizará un escándalo en un restaurante de Urdesa, en el norte de Guayaquil.

La exjueza se habría negado a cancelar el consumo en el local por lo cual fue detenida. Luego –según la denuncia- realizó supuestas llamadas a un funcionario “poderoso” del país con la intención de destituir a los agentes que la aprehendieron, como se observa en un video.

El 28 de diciembre del 2016, la exjueza fue llamada a juicio por el delito de ataque y resistencia. Ese mismo día, el juez que conoció el caso pidió que la Fiscalía investigara otros dos delitos (tráfico de influencias y usurpación de funciones), los cuales Collantes habría cometido, según la defensa de los uniformados.

Morejón realizó un acto urgente para investigar un posible tráfico de influencias y ahora luego de los resultados lo archivará. Además dispuso que se realice un sorteo, para que un fiscal especializado se encargue de indagar una posible usurpación de funciones.

Contra la exjueza pesa otra denuncia más por una supuesta intimidación y amenazas de muerte contra una ciudadana extranjera. Este caso también lo estaba investigando la Fiscal Provincial, pero lo desplazó al fiscal Eduardo Dìaz, de primer nivel, debido a que la exmagistrada no tenía fuero judicial cuando cometió el supuesto delito.

Según Morejón, ella conoció esta denuncia el 3 de mayo de 2016 y dieciséis días después realizó el primer impulso. “Pero la denunciante no nos dio su teléfono para explotarlo, sino una semana antes cuando lo desplacé al otro fiscal, pese a que hubo tres requerimientos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (50)
No (40)